8 millones para las ayudas de la CAM a créditos de pymes y autónomos

8 millones para las ayudas de la CAM a créditos de pymes y autónomos

Las ayudas de la CAM (Comunidad de Madrid) dirigidas a autónomos  estuvieron poco tiempo vigentes la última vez. En esta ocasión, las ayudas consisten en un apoyo financiero, tanto para Pymes como para autónomos de Madrid, afectados por la crisis de la Covid-19, que hayan solicitado un crédito para hacer frente a sus gastos.

BENEFICIARIOS DE LAS AYUDAS DE LA CAM

Los beneficiarios de estas ayudas son autónomos y PYMEs cuyo centro de actividad esté en la Comunidad de Madrid. Es decir, por una parte, trabajadores inscritos el RETA, incluyendo socios de cooperativas, sociedades laborales o mercantiles o inscritos de manera alternativa con una Mutua de previsión social. Por otra parte, las pequeñas y medianas empresas. Es decir, las empresas que ocupan a menos de 250 personas y cuyo volumen de negocios anual no excede de 50.000.000 de euros o bien cuyo balance general anual no excede de 43.000.000 de euros.

Aparte de que el centro de trabajo del autónomo o PYME esté en la Comunidad de Madrid, su actividad se ha tenido que ver afectada por el Covid-19, en concreto:

Actividades cuya apertura al público quedase suspendida por la declaración del estado de alarma por la crisis sanitar de la Covid-19 (Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo).

Actividades que hayan experimentado, a partir del mes de marzo o abril de 2020, una reducción de, al menos un 25% de la facturación, comparativamente con el mismo mes del año anterior o respecto a febrero de 2020.

Negocios que iniciasen su actividad en marzo de 2020, independientemente del sector en el que la desarrollen.

OBJETO DE ESTAS AYUDAS

Para optar a estas ayudas de la CAM, la PYME o el autónomo tiene que haber suscrito una operación de préstamo con una entidad de crédito con establecimiento permanente en la CAM, y que esté avalada en un 100% por alguna de las SGR (Sociedades de Garantía Recíproca) que operan en la Comunidad de Madrid. Como sabemos, las SGR son entidades financieras sin ánimo de lucro que facilitan a pymes y autónomos el acceso a la financiación a través de la concesión de avales directos, aparte de asesoramiento, formación y promoción. Aquí puedes consultar las SGR que operan en la Comunidad de Madrid.

El objeto de la ayuda es, de hecho, el pago de las comisiones, intereses y amortizaciones asociadas al préstamo; así como las comisiones del aval. Es decir, que no se puede dedicar a ninguna otra finalidad.

Aparte de ser créditos con entidades establecidas den la Comunidad, y avaladas al 100% por SGR, deben cumplirse también otros requisitos:

Deben ser préstamos nuevos o renovaciones de préstamos que hayan sido concedidos a partir del 14/05/2020 (entrada en vigor del estado de alarma). El importe no podrá ser superior a 50.000€ de principal, y el plazo de devolución deberá ser igual o inferior a 30 meses, incluidos 6 meses de carencia.

CUANTÍA DE LAS AYUDAS

La cuantía de estas ayudas de la CAM será del 6,5% del importe formalizado, en concepto de principal, de las operaciones de préstamo.

El Boletín de la Comunidad de Madrid publicó el 14/05/2020 el  importe total del crédito presupuestario dedicado a estas ayudas, que asciende a 8 millones (8.000.000) de euros.

PLAZOS Y PROCEDIMIENTOS

La orden indicada más arriba establece la fecha máxima del 30/11/2020, y está abierto el plazo desde el 09/05/2020, día siguiente a la publicación en el BOCM de la Orden.

La presentación de solicitudes y la documentación exigida se realizará exclusivamente de manera electrónica, a través del Registro Electrónico de la Consejería de Economía, Empleo y Competitividad de la Comunidad de Madrid.  Por tanto, es necesario contar con DNI electrónico o Certificado Digital en vigor. Además, se deberá estar dado de alta en deberá estar dado de alta en el servicio de Notificaciones Telemáticas de la Comunidad de Madrid. En el enlace correspondiente del registro, que incluimos más abajo, se remite en el apartado “GESTIÓN” al formulario de solicitud y los documentos que se deben rellenar.

Por último, te dejamos los enlaces para solicitar la ayuda, así como las preguntas frecuentes que ha publicado la Comunidad de Madrid sobre la misma.

ENLACE PARA SOLICITAR LA AYUDA

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE ESTAS AYUDAS DE LA CAM

 

Real Decreto-ley 15/2020 (2 de 2): Nuevas medidas fiscales urgentes

Real Decreto-ley 15/2020 (2 de 2): Nuevas medidas fiscales urgentes

En la primera parte de nuestro resumen hablamos de las medidas para autónomos y pymes. En esta segunda abordamos las medidas fiscales urgentes contenidas en el Real Decreto-ley 15/2020. En concreto, el RDL revisa algunos tipos y condiciones de presentación impuestos como el IVA, el IRPF o el IS, y amplía determinados plazos tributarios. En definitiva, es un RDL con importantes consecuencias a nivel fiscal, al igual que empresarial y laboral. Pasamos a entrar al detalle de la norma.

IVA de determinadas operaciones

La mayoría están reguladas en el Capítulo III, del mismo título, aunque algunas aparecen en las disposiciones adicionales.

Al respecto del IVA, para facilitar la importación de artículos de material sanitario, se establece un tipo 0% para determinadas entregas, importaciones y adquisiciones intracomunitarias. Este tipo se extiende hasta el 31/07/2020, siempre que la entidad que compran sea entidades de derecho público, hospitales o centros sanitarios, entidades privadas de carácter social.

El tipo de libros, periódicos y revistas electrónicos pasa del 21% al 4%, siempre y cuando no contengan mayoritariamente publicidad. Se trata así de favorecer las publicaciones electrónicas, cada vez más necesarias debido al cierre de las librerías.

Opción en Pago Fraccionado de Impuesto de Sociedades

Con este RDL, se permite el cambio de opción a la modalidad de porcentaje sobre la base imponible del ejercicio en curso, en el cálculo de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades.

Normalmente para elegir la opción de cálculo (si es porcentaje sobre cuota de ejercicios anteriores, o porcentaje sobre base de ejercicio en curso), hay que presentar una declaración censar el Febrero. Excepcionalmente este año se permite hacer fuera de plazo.

Empresas con volumen de operaciones inferior a 600.000€ en 2019

El plazo de su declaración del primer pago fraccionado (límite 20 de abril) ya había quedado ampliado hasta 20 de mayo de 2020 (con la ampliación del plazo de presentación e ingreso del RDL 14/2020).

Ahora, con el RD- Ley 15/2020, se permite además de manera extraordinaria que puedan cambiar de opción de cálculo del importe a pagar en el modelo 202, de manera que realicen durante el año 2020, los tres pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 2020, calculando el porcentaje sobre la base imponible de los 3, 9 u 11 primeros meses respectivamente del ejercicio en curso, en lugar calcularlo en base a la cuota del ejercicio anterior.

Empresas con volumen de operaciones entre 600.000€ y 6 millones

Dado que deben presentar el primer plazo fraccionado en plazo, pueden optar por mediante la opción en la presentación del segundo pago fraccionado del IS en los primeros 20 días naturales del mes de octubre de 2020, del cálculo del porcentaje sobre la base de los 9 primeros meses del ejercicio en curso, y el tercer pago fraccionado, en noviembre, de los 11 primeros meses, en lugar del cálculo del porcentaje en base a la cuota del ejercicio anterior.   El pago fraccionado correspondiente al primer periodo se deduce de los restantes pagos del mismo ejercicio.

Declaraciones con régimen de estimación objetiva

Cuando se ha renunciado al régimen de estimación objetiva para el primer pago fraccionado del ejercicio 2020, se puede volver a dicho régimen si se revoca la renuncia en diciembre de 2020, o directamente presentando el primer pago de 2021 con este régimen. Cuando la renuncia a este régimen ha sido para la presentación del IVA o del IGIC, aplica el mismo principio.

Los contribuyentes de estimación objetiva (actividades del anexo II de la Orden HAC/1164/2019, de 22 de noviembre) que presenten el IRPF, y los de la declaración simplificada que igualmente utilicen la con estimación objetiva para el IVA, no computarán los días naturales del estado de alarma en sus declaraciones.

No inicio del período ejecutivo para determinadas deudas tributarias

Solo aplica para el ámbito de la Administración Tributaria del Estado. Si se ha presentado una declaración con plazo entre el 20 de abril y el 30 de mayo, sin realizar el ingreso, esto daría lugar a un periodo ejecutivo, que no comenzará si se cumple lo siguiente:

  • El contribuyente ha presentado la declaración en plazo
  • Ha solicitado un préstamo con el aval público indicado en el artículo 29 del RDL 8/2020, para el pago de las deudas tributarias de las declaraciones y autoliquidaciones.
  • Que aporte a la Administración Tributaria hasta el plazo máximo de 5 días desde el fin del plazo de presentación de la declaración o autoliquidación, un certificado expedido por la entidad financiera acreditando haber efectuado la solicitud de financiación.
  • Que la solicitud se le haya concedido en al menos el importe de las deudas.
  • Que las deudas se satisfagan de manera completa en el momento de la concesión de la financiación, y siempre dentro de un mes después de finalizado el plazo de presentación de la autoliquidación.

Ampliación de los plazos tributarios

La ampliación de los plazos tanto a la Administración Local, como a las Comunidades Autónomas, como a la Administración del Estado. El plazo será el 30 de mayo (excepto que el comunicado venza después de esa fecha) en los siguientes casos:

  • Deudas liquidadas por la Administración notificados antes o después del 14 de marzo.
  • Vencimiento de plazos de acuerdo a aplazamientos antes o después del 14 de marzo.
  • Plazos para efectuar alegaciones, requerimientos o comunicados emitidos antes o después del 14 de marzo..
  • Plazo de pago de deudas liquidadas por la Administración, notificados antes o después de 14 de marzo.

No será el último Real Decreto-ley con seguridad, pero sí es de los más extensos publicados durante el mes de abril, y de los que más espacio dedica a medidas fiscales urgentes. Seguiremos atentos a próximas comunicaciones.

Real Decreto-ley 15 (1 de 2): nuevas medidas urgentes para autónomos y pymes

Real Decreto-ley 15 (1 de 2): nuevas medidas urgentes para autónomos y pymes

El Real Decreto-ley 15/2020 establece nuevas medidas urgentes para autónomos y pymes. En primer lugar, para reducir los costes de arrendamientos de pymes y autónomos. También fija el carácter preferente del trabajo a distancia hasta tres meses tras la finalización del estado de alarma, así como la adaptación o reducción de jornada, y modifica los plazos de aplicación del desempleo por causa imputable al Covid-19.  En este primer artículo resumiremos las medidas para las pymes y autónomos, y las de carácter laboral, dejando para el siguiente las medidas fiscales.

Medidas urgentes para autónomos y Pymes

Las Pymes y autónomos que tengan suscritos arrendamientos para un uso diferente al de vivienda pueden solicitar una moratoria de pago, siempre que sus arrendadores sean grandes tenedores. Grandes tenedores son aquellos que tienen al menos 10 viviendas en arrendamiento, así como todas las entidades públicas.

La moratoria durará durante al menos todo el tiempo del estado de alarma y sus prórrogas, y luego se podrá ampliar, resultando el periodo total de aplazamiento un máximo de 4 meses.  Estas cuotas no pagadas se podrán cargar en las mensualidades siguientes, una vez reactivada con normalidad la actividad, hasta un plazo máximo de 2 años.

Para ello los requisitos son, para los autónomos:

  • Estar inscrito en el RETA, o el Régimen Especial de los trabajadores del mar, o alguna de las mutualidades del RETA.
  • Haber sido suspendida su actividad como consecuencia de la declaración del estado de alarma y sus medidas asociadas.
  • Haber reducido su facturación al menos en un 75% (comparando con el promedio de facturación del trimestre anterior a la pérdida de actividad).

Para las Pymes, los dos últimos requisitos coinciden con los de  los  autónomos, y el primero,   que no superen los límites establecidos en el artículo 257.1 del Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio. Estas son, en la práctica, las empresas que presentan un Balance Abreviado.

Para acreditar los requisitos, deberán presentar una Declaración responsable de que sus ingresos han bajado al menos un 75%, o bien acreditar el cese de la actividad.

Las solicitudes presentadas indebidamente harán responsables de daños y perjuicios a sus presentantes.

Aunque en su Capítulo II, el RDL también incluye medidas para reforzar la financiación empresarial, nos las hemos saltado, dado que se refiere a entidades concretas. Se mencionan, en concreto, el aplazamiento de la devolución de los créditos Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, M.P. (IDAE), o medidas el Consorcio de Compensación de Seguros, nos  las hemos saltado.

Respecto a los aplazamientos de deuda con la Seguridad Social, se habían concedido en el RDL 11/2020, mientras que el RDL 15/2020 establece las condiciones de amortización de manera clara. Recordemos que se refería a las cotizaciones cuyo plazo reglamentario de ingreso tiene lugar entre los meses de abril y junio de 2020, que se concedían con un interés del 0,5%, que no debía tenerse ningún otro aplazamiento en vigor, y que se debían solicitar los primeros 10 días naturales del mes al que correspondiera el ingreso.

Se establece ahora que aplazamiento se concederá mediante una única resolución, con independencia de los meses que comprenda. También, que se amortizará mediante pagos mensuales y determinará un plazo de amortización de 4 meses por cada mensualidad solicitada a partir del mes siguiente al que la resolución se haya dictado, sin que exceda en total de 12 mensualidades.

Y hasta aquí las medidas urgentes para autónomos y pymes. Completamos esta publicación con las medidas laborales generales:

Medidas laborales

Prórroga de la preferencia por el trabajo a distancia

Mediante el artículo 15 se prorroga la vigencia del carácter preferente del trabajo a distancia, y del derecho de adaptación del horario y reducción de jornada, establecida en el RDL 8/2020 y ampliada en el RDL 11/2020. Como ahora se prorroga otros dos meses más, esto supone de hecho una prórroga de la vigencia de  tres meses desde la finalización del estado de alarma. ES decir, al menos hasta el mes de agosto de 2020.

En la práctica supone que, aquellas empresas que puedan hacer teletrabajo, deberán hacerlo, siempre y cuando el esfuerzo de adaptación sea proporcionado. Y esto será, al menos hasta el 10 de agosto, si el estado de alarma finaliza el 10 de mayo.  Lo mismo aplica para aquellas personas que tengan que adaptar o reducir jornada por tener que cuidar a familiares directos, a consecuencia de las circunstancias del Covid19.

Según el RDL, quedarán en situación legal de desempleo:

  • Aquellos trabajadores que estuvieran en periodo de prueba, y a partir del 9 de marzo hubiera quedado extinguido su contrato,
  • Aquellos que a partir 1 de marzo hubieran resuelto su relación laboral, teniendo un compromiso firme de contratación por parte de una empresa, cuando esta hubiera desistido de contratar, por causas del Covid19, serán considerados en situación legal de desempleo.

En regulaciones anteriores, se preveía la imposibilidad de declarar un ERTE por fuerza mayor a empresas que prestaran servicios esenciales. El RDL 15/2020 permite esa posibilidad siempre que no puedan ser desarrolladas, o cancelación de actividades, transporte, movilidad, falta de suministros o contagio de la plantilla.

Por otra parte, se endurecen las sanciones a las empresas por datos inexactos o falsos en solicitudes de prestaciones de la Seguridad Social, haciéndola responsable de las mismas en última instancia, si no hay dolo o culpa de la persona trabajadora.

En la segunda parte de este resumen del RDL 15/2020, hablaremos únicamente de las MEDIDAS FISCALES aprobadas en el mismo.

Real Decreto-ley 14/2020: Aplazamiento de declaraciones e ingresos tributarios al 20 de mayo

Real Decreto-ley 14/2020: Aplazamiento de declaraciones e ingresos tributarios al 20 de mayo

El pasado 14 de Abril, se publicó en el BOE el RDL 14/2020, de aplazamiento de declaraciones e ingresos tributarios hasta el 20 de mayo, sea cual sea la forma de pago elegida, si bien con ciertas excepciones.  Las autoliquidaciones que  tengan forma de pago domiciliación deberán presentarse hasta el 15 de mayo, y el ingreso o  cargo en cuenta se efectuará en todos los casos como fecha límite  el 20 de mayo.

Desde la declaración del Estado de Alarma se han presentado varios RDL que afectan a la presentación de impuestos. Entre ellos destacan el RDL 8/2020, que establece el aplazamiento de plazos tributarios, y el RDL 11/2020, que fija que hasta el 30 de abril de 2020 quedan suspendidos los plazos de prescripción y caducidad de cualesquiera acciones y derechos contemplados en la normativa tributaria.

Ahora este RDL 14/2020 en su artículo único establece el aplazamiento de declaraciones e ingresos  tributarios  hasta el 20 de Mayo. Se aplica alos plazos de presentación e ingreso de declaraciones y autoliquidaciones que tengan vencimiento  entre el 15 de abril hasta el 20 de mayo.

Cuando la forma de pago elegida sea domiciliación bancaria, el plazo de presentación de las autoliquidaciones podrá realizarse hasta el 15 de mayo de 2020, inclusive. El cargo en cuenta se efectuará el 20 de mayo de 2020.

Respecto a las autoliquidaciones presentadas, con forma de pago domiciliación, que se hayan efectuado hasta el 15 de abril de 2020, el cargo en cuenta se realizará igualmente el 20 de mayo de 2020.

Requisitos de los obligados tributarios

El volumen de operaciones no podrá haber sido superior a 600.000 euros en el año 2019. A estos efectos, el volumen de operaciones será el previsto en el artículo 121 de la Ley del IVA.   Cuando no exista obligación de presentar declaraciones relativas al IVA, el Importe Neto de la Cifra de Negocios del Impuesto sobre Sociedades o el equivalente en el caso del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas.

En el caso de los obligados tributarios que  sean  Administraciones públicas, incluida la Seguridad Social, el Presupuesto anual aprobado no deberá superar la cantidad de 600.000 euros.

Excepciones

La norma establece las siguientes excepciones:

Grupos fiscales que apliquen el régimen especial de consolidación fiscal regulado en el Capítulo VI del Título VII de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, con independencia de su importe neto de la cifra de negocios

Grupos de entidades que tributen en el régimen especial de grupos de entidades del Impuesto sobre el Valor Añadido regulado en el Capítulo IX del Título IX de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, con independencia de su volumen de operaciones.

Declaraciones reguladas por el Reglamento (UE) nº 952/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de octubre de 2013, por el que se aprueba el código aduanero de la Unión y o por su normativa de desarrollo.

El aplazamiento de declaraciones e ingresos  tributarios  es un paso más en los aplazamientos de pago, que se viene a sumar a los de las cotizaciones a la Seguridad Social, que se establecía  en el RDL 11/2020, por las circunstancias excepcionales que vivimos a causa del Estado de Alarma.

Real Decreto-ley 11/2020: nuevas medidas contra el Covid-19 (2 de 2)

Real Decreto-ley 11/2020: nuevas medidas contra el Covid-19 (2 de 2)

El Real Decreto-ley 11/2020, vigente desde el 02/04/2020 suma una importante batería de medidas a nivel social, laboral y económico. En el artículo anterior abordamos las medidas laborales y de sostenimiento de la economía. En este  nos centramos la suspensión de plazos y aplazamiento de tributos, así como en algunas medidas sociales y para los consumidores.

¿Cómo se ven afectados los plazos tributarios y administrativos?

El artículo 33 del Real Decreto-ley 8/2020 ya había establecido la suspensión de los plazos en el ámbito tributario, y también en el administrativo. Dependiendo de los casos, la suspensión duraba hasta el 30 de abril o el 20 de mayo.

En este Real Decreto-ley 11/2020 se establece, primero, que hasta el 30 de abril de 2020 quedan suspendidos los plazos de prescripción y caducidad de cualesquiera acciones y derechos contemplados en la normativa tributaria. Además lo previsto en el artículo 33 del Real Decreto-ley 8/2020, para las deudas tributarias, resultará de aplicación a los demás recursos de naturaleza pública.

En segundo lugar, se establece que la suspensión de plazos se aplica también a actuaciones, trámites y procedimientos realizados y tramitados por las Administraciones tributarias de las Comunidades Autónomas y Entidades Locales. Igualmente, los empresarios y autónomos que hayan interrumpido actividad y sean prestatarios de estas instituciones, podrán solicitar el aplazamiento del pago de principal y/o intereses a satisfacer en lo que resta de 2020. La Administración deberá responder en el plazo de un mes.

Deuda aduanera y otros recursos y procedimientos

También se cita expresamente la deuda tributaria aduanera, que se podrá aplazar con las mismas condiciones que las deudas tributarias establecidas en el RDL 7/2020.  La correspondiente a las declaraciones aduaneras presentadas desde la fecha de entrada en vigor del presente Real Decreto-ley y hasta el día 30 de mayo de 2020. Tendrá el mismo tratamiento que establecía el RDL 7/2020, es decir, 6 meses desde la fecha de finalización del plazo, con 3 meses sin intereses de demora.

También se podrá modificar para ampliar los plazos de las subvenciones, las órdenes y resoluciones de convocatoria y de concesión de subvenciones y ayudas públicas.

Por último, el cómputo del plazo para interponer recursos en vía administrativa o para instar cualesquiera otros procedimientos de impugnación, reclamación, conciliación, mediación y arbitraje que los sustituyan, en cualquier caso que perjudique al interesado, queda suspendido durante el estado de alarma.

¿Cuándo se presentan las Cuentas Anuales?

En el caso de las Cuentas Anuales, el artículo 40 del RDL 8/2020 establecía que el plazo de tres meses a contar desde el cierre del ejercicio social para que el órgano de gobierno o administración formule las cuentas queda suspendido hasta que finalice el estado de alarma, reanudándose de nuevo por otros tres meses a contar desde esa fecha.

Las Cuentas Anuales habían quedado afectadas por la suspensión de plazos durante tres meses desde la finalización del estado de alarma (de momento el 11/04, pero previsiblemente pronto será el 26/04). En este RDL se establece que “será válida la formulación de las cuentas que realice el órgano de gobierno o administración de una persona jurídica durante el estado de alarma pudiendo igualmente realizar su verificación contable dentro del plazo legalmente previsto o acogiéndose a la prórroga prevista en el apartado siguiente”. Es decir, que se deja al administrador de la empresa la decisión de si presenta las cuentas en el plazo anterior o se acoge a la prórroga del RDL 8/2020.

Aquellas sociedades mercantiles que, habiendo formulado sus cuentas anuales, convoquen la junta general ordinaria a partir del 02.04.2020, podrán sustituir la propuesta de aplicación del resultado contenida en la memoria por otra propuesta. Esta deberá estar justificada por la nueva situación creada por el Covid-19, e igualmente debe acompañarse acompañarse de un escrito de conformidad del auditor de cuentas.

Respecto a las entidades de derecho del sector público estatal y local, procurarán formular y rendir las cuentas anuales de 2019 de acuerdo con los plazos previstos en la normativa. Sin embargo, los plazos previstos quedarán suspendidos desde la declaración del estado de alarma, ampliándose el plazo previsto en un periodo equivalente al de la duración efectiva del estado de alarma.

Medidas sociales y para los consumidores

Aunque no son nuestro centro de interés principal, citaremos algunas de las medidas de carácter social que se han incluido en este Real Decreto-ley 11/2020, sin ánimo de ser exhaustivos:

  • Durante el plazo de seis meses desde el 14/03, (estado de alarma) los partícipes de los planes de pensiones podrán, excepcionalmente, hacerlos disponibles. Será posible siempre y cuando estén en desempleo por un ERTE, sean empresarios titulares de establecimientos cuya actividad haya sido suspendida o autónomos que hubieran cesado en su actividad.
  • Suspensión de procedimientos de desahucio y lanzamientos para hogares vulnerables sin alternativa habitacional y prorroga extraordinaria de los contratos de arrendamiento de vivienda habitual.
  • Se establecen medidas conducentes a procurar la moratoria de la deuda arrendaticia para las personas arrendatarias de vivienda habitual en situación de vulnerabilidad económica.
  • Ampliación a tres meses la moratoria ya concedida a las hipotecas. el Ejecutivo extiende el mismo periodo de carencia a todos aquellos créditos vinculados al consumo para aquellos hogares que hayan sido impactados por la crisis del coronavirus.
  • Se incrementa el colectivo de potenciales perceptores del bono social de electricidad.
  • Entre las medidas para consumidores, los usuarios podrán reclamar la devolución del dinero de sus billetes o viajes a las compañías y agencias de viajes (o a través de bonos) o suspender contratos de servicios sin penalización.
  • La publicidad del juego durante el estado de alarma se limitará  a la franja de la madrugada, entre la una y las cinco.

 

El Real Decreto-ley 11/2020, nuevas medidas contra el Covid-19 (1 de 2)

El Real Decreto-ley 11/2020, nuevas medidas contra el Covid-19 (1 de 2)

El Real Decreto-ley 11/2020 se aprobó en Consejo de Ministros el 31 de Marzo de 2020 y está vigente desde el 02/04/2020. Suma una importante batería de medidas a nivel social, laboral y económico. Son importantes los aplazamientos de las cuotas a la seguridad social, la suspensión de plazos en toda la Administración y las medidas sociales encaminadas a proteger a colectivos vulnerables.

El Real Decreto-ley 11/2020 se articula en estos tres capítulos:

Capítulo I. Medidas de apoyo a los trabajadores, consumidores, familias y colectivos vulnerables

Capítulo II. Medidas para sostener la actividad económica ante las dificultades transitorias consecuencia del COVID-19

CAPÍTULO III. Otras medidas.

En este primer  artículo,  nuestro análisis se centrará en las medidas de apoyo a los trabajadores y las que se aplican para sostener la actividad económica.

En el artículo siguiente, hablaremos de la extensión de la suspensión de plazos y aplazamiento de deudas, y daremos un breve repaso a las medidas sociales y para consumidores.

Moratoria de las cotizaciones a la Seguridad Social

En el artículo 35, se habilita a la Tesorería General de la Seguridad Social a otorgar moratorias de seis meses, en el pago de sus cotizaciones a la Seguridad Social, sin interés, a las empresas y autónomos  incluidos en cualquier régimen de la Seguridad Social, que lo soliciten y cumplan determinados requisitos y condiciones que se determinarán mediante Orden ministerial.

En el caso de las EMPRESAS, las cotizaciones y conceptos de recaudación conjunta, cuyo período de devengo esté comprendido entre los meses de abril y junio de 2020. Las solicitudes podrán presentarse a través del Sistema de remisión electrónica de datos en el ámbito de la Seguridad Social (Sistema RED). Se hará mediante solicitudes individualizadas por cada código de cuenta de cotización donde figuren de alta los trabajadores respecto de los que se solicita la moratoria

En el caso de los AUTÓNOMOS el periodo de devengo será entre mayo y julio de 2020. Los autónomos podrán solicitarlo por el sistema RED o por los medios electrónicos disponibles en la sede electrónica de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social (SEDESS)

En ambos casos, siempre y cuando no se haya interrumpido su actividad por el estado de alarma, y en el caso de las empresas si no tienen derecho a la exoneración de los pagos a la S.S., por haber cursado un ERTE por causa de fuerza mayor (artículos 22 a 25 del RDL 8/2020).

Las solicitudes de moratoria deben comunicarse a la Tesorería General de la Seguridad Social dentro de los 10 primeros días naturales de los plazos reglamentarios de ingreso correspondientes a los períodos de devengo.

La concesión de la moratoria se comunicará en el plazo de los tres meses siguientes al de la solicitud, si bien se ese considerará aceptada si se aplica efectivamente la moratoria.

Aplazamiento en el pago de deudas con la Seguridad Social

Todas las empresas y trabajadores por cuenta propia que estén inscritas en cualquier régimen de la Seguridad social o los autorizados para actuar a través del Sistema de remisión electrónica de datos en el ámbito de la Seguridad Social (Sistema RED) podrán solicitar el aplazamiento en el pago de sus deudas con la S.S. Se trata de las deudas  a ingresar entre Abril y Junio de 2020, y se aplicará un interés del 0,5%, en lugar del habitual.

Casos especiales de trabajadores

El artículo 33 del Real Decreto-ley 11/2020 establece que los trabajadores temporales que hayan visto acabar sus contratos desde el 14 de marzo tendrán derecho al cobro de un subsidio de desempleo excepcional. En concreto, su cuantía ascenderá al 80% del Indicador Público de Rentas con Efectos Múltiples (Iprem), es decir, 438,88 euros mensuales y su duración será de un mes, si bien se podrá ampliar mediante Real Decreto-ley.

El artículo 30 regula los contratos de los empleados del hogar. También han quedado incluidos en el esquema de ayudas a las personas que no pueden trabajar como consecuencia del confinamiento. La cuantía de la ayuda será del 70 % de la base de cotización para empleados del hogar y tendrán derecho a ella las personas dadas de alta antes de la entrada en vigor del estado de alarma, el pasado 14 de marzo, y que hayan dejado de prestar servicios en uno o varios domicilios, total o parcialmente.

Medidas para sostener la actividad económica.

El Real Decreto-ley 11/2020 también establece que se amplía el plazo para aportar garantías o para la devolución de determinados préstamos concedidos por el Estado.

Por ejemplo, las convocatorias de préstamos concedidos por la SGIPYME, pendientes de resolución cuando se declaró el estado de alarma, el plazo para aportar las garantías que se piden finalizará el 3 de noviembre de 2020. También la amortización de los préstamos concedidos por esta entidad se pueden refinanciar, durante el plazo de 2 años y medio contados desde de 14 de marzo.

Medidas similares se toman en el ámbito del turismo. En concreto, los intereses y amortizaciones de los créditos concedidos por la Secretaría de Estado de Turismo en el ámbito de los programas EMPRENDETUR se aplazan durante un año.

Flexibilización de los suministros

Los artículos 42 y 43 del Real Decreto-ley 11/2020, establecen medidas similares para los contratos de suministro de electricidad y gas natural. Es válido tanto para autónomos como para empresas.  Dado que muchos locales y oficinas permanecen cerrados, se podrán suspender temporalmente o modificar sus contratos de suministro para contratar otra oferta alternativa con el comercializador con el que tienen contrato vigente.

Los distribuidores atenderán las solicitudes de cambio de potencia o de peaje de acceso, en el caso de electricidad, o de caudal diario, en el de gas natural, sin coste adicional, salvo que la modificación fuera al alza.

Una vez finalizado el estado de alarma, en el plazo de tres meses, el consumidor que haya solicitado la suspensión o modificación de su contrato de suministro podrá solicitar su reactivación. Esta habrá de producirse en 5 días naturales, por parte de su compañía.

También podrá suspenderse el pago de las facturas. Excepcionalmente y mientras esté en vigor el estado de alarma, autónomos y PYMES, podrán solicitar la suspensión del pago de las facturas que correspondan a periodos de facturación que contengan días integrados en el estado de alarma.

Las cantidades adeudadas se regularizarán a partes iguales en las facturas emitidas por las comercializadoras de electricidad y gas natural correspondientes a los periodos de facturación en los que se integren los siguientes seis meses.

Siguiente publicación

En el siguiente artículo sobre el Real Decreto-ley 11/2020hablaremos de las medidas conducentes a suspender o los plazos o aplazar las deudas con la administración, así como algunas medidas sociales y para consumidores.