Tecnología y apps contra el coronavirus en China, Corea y España

Tecnología y apps contra el coronavirus en China, Corea y España

Aunque la fase crítica del coronavirus parece haber pasado en nuestro país (ojalá sea así), el combate contra el virus continúa. En esta fase, es muy importante la prevención y, sobre todo, el rastreo de los contagiados. A imitación de China y Corea, que empezó muy pronto con apps para el rastreo y la prevención, como Corona 100m, en España organismos oficiales y empresas privadas se han lanzado también al desarrollo de soluciones tecnológicas y apps contra el coronavirus. Te contamos algunas.

China fue pionera en el uso de este tipo de aplicaciones, pero también hay que pensar que no es un país al uso en cuanto a libertades civiles, por lo que el control de la población mediante tecnología es más sencillo.

Apps contra el coronavirus en China y Corea del Sur.

Primeramente están las aplicaciones para geolocalizar los lugares con contagiados. Corona 100m es una de las primeras que se usó, una app de Corea del Sur basada en geofencing. Es decir, algo así como poner una valla virtual alrededor de un punto. De este modo se acotan los lugares donde puede haber posibilidad de contagio (basándose en información oficial) y el usuario puede evitarlo. Otras apps  similares son Corona Map o Corona Alert. Los datos  se toman del servicio coreano de salud, por  lo que estas apps  no están operativas en otros países.

En China, la aplicación Yixiaosou, un programa de descarga en la app de mensajería WeChat (el “WhatsApp chino”) permite explorar el entorno para ver si son más o menos seguros, en base a los infectados que haya. Las empresas piden a los empleados que muestren los contagiados cercanos a su residencia para permitirles el acceso a sus instalaciones.

apps contra el coronavirus china

App china que detecta los casos de infectados en los alrededores

Para saber dónde hay zonas de contagio más probable, un paso más es utilizar también utilidades que permitan recabar información de los contagiados, primero, y luego rastrearlos. Una app que surgió muy al comienzo en China permite, escaneando un código QR, asignar una etiqueta de color al usuario, basada en la información de que disponen las autoridades chinas. La verde implica que la persona está sana y puede moverse libremente. La amarilla implica una cuarentena de 7 días y la roja, de 14 días.

Por otra parte, varias organizaciones gubernamentales chinas fueron  más lejos al diseñar una app para detectar contacto cercano con contagiados.  Para lograrlo, los usuarios deben introducir en la app el número de teléfono, su nombre y su número de identificación personal (“DNI chino”). Los datos de los usuarios son suministrados por autoridades sanitarias y de transporte, que también obtienen información de los ciudadanos, al rastrearlos.

Si combinamos eso con una sociedad como la China, donde las libertades individuales están más restringidas, y los usuarios tienen obligación de facilitar información al estado, se produce gran control sobre la población. Se ha criticado que este tipo de app envía información personal y sensible a las autoridades chinas, sin mucha protección de derechos.

Por último, el método más invasivo es el software de Inteligencia Artificial de la empresa hongkonesa SenseTime, que permite identificar el rostro de las personas con un 99% de efectividad, en solo 0,3 segundos. Este sistema es lo que está usando el gobierno chino para su red de videovigilancia de los ciudadanos mediante cámaras. Es tan eficaz, que tampoco la mascarillas son un problema para identificar a las personas.

Apps contra el coronavirus en España

En las sociedades occidentales, las apps deben cumplir con todas las normativas que se refieren a los datos personales. En Europa, tenemos una de las regulaciones más restrictivas en ese sentido (el RGPD). Por tanto, todas las aplicaciones cuentan con unos formularios elaborados para que el usuario sea consciente de que está facilitando datos personales y en muchos casos sensibles (todos los datos médicos son datos sensibles):

App gobierno Asistencia COVID-19

Check de autorización en la App Asistencia COVID-19

Las apps contra el coronavirus del Gobierno

Asistencia COVID-19 es una aplicación del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital español. Actualmente está solo operativa en Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Baleares y Murcia.  Su finalidad es que los usuarios faciliten datos de su estado de salud, la aplicación puede también rastrear su ubicación y por otra parte ofrece recomendaciones y alertas sobre el coronavirus en las comunidades donde está operativa. También se está desarrollando Radar COVID, un servicio de rastreo de contagios que funcionará mediante conexión con otros teléfonos por Bluetooth y sistema de notificaciones de exposición al COVID-19, pero de momento estará en julio en fase piloto en San Sebastián de la Gomera.

Radar COVID

Pantalla de bienvenida a Radar COVID

Corona Madrid: la app de la CAM

La Comunidad de Madrid se descolgó bastante pronto con una aplicación muy similar denominada Corona Madrid. Permite también recabar datos de la posible infección de los usuarios y facilitarles información sobre la expansión de la Covid-19. Los responsables aseguran que solo se  pide  geolocalización más que para el envío de  las auto-evaluaciones, y que no realizarán «traqueo de usuarios». Precisa, al igual que Asistencia COVID-19, identificación de la persona que suministra los datos.

App Corona Madrid de la CAM

App Corona Madrid de la CAM

STOP COVID19 CAT: app del gobierno catalán

Esta  aplicación de la Generalitat de Cataluña contiene un algoritmo para  discriminar  usuarios según su sintomatología (proporcionada, como las otras app, con un test) y proponer recomendaciones de respuestas sanitarias. Dado que está elaborada por CatSalut (Sistema sanitario catalán), permite identificarse mediante el ID de este organismo.

Bienvenida de la App Stop Covid 19 cat

Bienvenida de la App Stop Covid 19 cat

COVID-19.eus: app del gobierno vasco

La  app del gobierno del País Vasco, junto  con EricTel, permite también prevenir el contagio suministrando datos basado en el funcionamiento de las redes sociales, donde los usuarios pueden añadir amigos y familiares. También proporciona información sobre el coronavirus  y contacto con sanitarios en caso de necesidad.

App COVID-19.eus

App COVID-19.eus

Frena La Curva Maps: solidaridad geolocalizada

Frena La Curva Maps es una aplicación web. Ojo, no es propiamente una app. Aunque se puede utilizar también descargándose la app Ushaidi, funciona  perfectamente tan solo accediendo a la URL de la aplicación mediante un navegador. Se autodenomina servicio geolocalizado de ayuda entre vecinos. La idea es plantear necesidades, ofrecer libremente un servicio o indicar dónde hay un servicio publico disponible. Se  facilita la ubicación aproximada y una forma de contacto.  Luego la aplicación muestra todos los ofrecimientos (en verde), los servicios disponibles comunicados (en azul) o las necesidades (naranjas), cada una con el contacto correspondiente. Utiliza los mapas gratuitos de OpenStreetMap.

Pantalla de la aplicación Frena La Curva

Pantalla de la aplicación Frena La Curva

Guudjob: app para agradecer

“Es de bien nacido, ser agradecido”. Esta parece ser la filosofía de los responsables de la app Guudjob. Han tenido la iniciativa de utilizar su tecnología para incluir hospitales y centros de salud de toda España (llevan más de 1.100) y permitir a los usuarios la publicación de un reconocimiento o agradecimiento a los profesionales sanitarios. Para publicar un agradecimiento -incluso  sin necesidad de descargase la app-  basta con acceder a la aplicación web en esta URL y seguir los pasos que se indican.

captura guudjob

Función Hojas de Agradecimiento de Guudjob

Las más importantes, sobre todo ante los posibles rebrotes que pueda haber próximamente, son las apps contra el coronavirus de rastreo. Pero, como podemos ver, hay otras aplicaciones web y apps contra el coronavirus que son interesantes iniciativas para favorecer la colaboración de la sociedad. Porque la del coronavirus es una batalla para cuya victoria final aún quedan muchos meses.