Cómo obtener el pasaporte COVID en España

Cómo obtener el pasaporte COVID en España

La emisión del llamado pasaporte COVID no ha estado exenta de polémicas. Hay países en los que movimientos ciudadanos se han opuesto a que se obligue a su utilización para realizar determinadas actividades (entre ellas, aunque no solo, viajar). Italia obliga a disponer de él para trabajar y Francia para entrar en cines, museos, restaurantes y medios de transporte de larga distancia. Pero, al margen de esta polémica, la obtención del pasaporte COVID es un proceso totalmente voluntario en España. Hay personas que han decidido obtenerlo, pero les resulta compleja su descarga por no estar familiarizadas con la tecnología digital. Si es tu caso, en este post te explicamos paso a paso cómo obtener el pasaporte COVID con dos sistemas diferentes.

CONTENIDOS

¿Qué es el pasaporte COVID?

¿Dónde obtener el pasaporte COVID?

Cómo obtener el pasaporte COVID en la web del Ministerio de Sanidad

Cómo obtener el pasaporte COVID mediante APP (ejemplo en Madrid)

Antes de indicarte las páginas donde puedes obtenerlo y cómo hacerlo, habría que responder a esta pregunta:

¿Qué es el pasaporte COVID?

El pasaporte COVID es el nombre popular del Certificado COVID Digital Europeo o Green Digital Certificate UE. Se trata de un documento, que puede ser emitido en formato digital o en papel, con un código QR en ambos casos, y válido en toda la Unión Europea, que acredita que una persona ha sido vacunada contra la COVID-19, se ha recuperado de la enfermedad, o bien ha obtenido recientemente una prueba negativa de la misma. Dependiendo del caso, es del tipo certificado de vacunación, certificado de recuperación o certificado de prueba negativa. Actualmente es posible obtenerlo en cualquier país perteneciente a la Unión Europea y también otros países externos. Ejemplos de estos últimos son Ucrania, Turquía o Marruecos.

paises pasaporte covid

¿Dónde obtener el pasaporte COVID?

En España el pasaporte COVID puede emitirlo tanto el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España como las Comunidades Autónomas. Aquí vamos a explicar cómo obtener el certificado mediante la App de la Comunidad de Madrid y mediante la web del Ministerio de Sanidad (para toda España), pero las distintas comunidades autónomas han habilitado portales similares al que vamos a usar. El método de la App, si la tienes ya instalada, resulta más rápido, pero no está disponible en todas las Comunidades Autónomas, nosotros te mostramos cómo hacerlo en la de Madrid.

Cómo obtener el pasaporte COVID en la web del Ministerio de Sanidad

Lo primero que tenemos que saber es que para obtener el Pasaporte COVID necesitamos algún mecanismo de identificación digital: certificado digital, DNIe o cl@ve permanente. SI no dispones de uno de esos mecanismos aquí te explicamos cómo obtener un certificado digital y aquí te damos información sobre el sistema cl@ve.

Lo segundo que debes saber es que, si no has sido vacunado, ni tienes una prueba diagnóstica negativa reciente, NO puedes obtener un pasaporte COVID

Si ya tienes el certificado digital lo primero es acceder al portal del Ministerio de Sanidad, en el área de información sobre la COVID-19 y seleccionar la opción de Solicitud de Certificado Digital de la UE.

Lo primero que verás es esta ventana:

solicitar pasaporte covid 1

Una vez cliques en el único botón disponible aparecerá la pantalla que puedes ver a continuación. Si pulsas el botón “Empezar” el sistema te hará una serie de preguntas para determinar si tienes una vacuna, has pasado la enfermedad y tienes una PCR realizada en los últimos 180 días, o dispones de una prueba diagnóstica reciente negativa. En este último caso, reciente quiere decir 72 horas para las pruebas PCR y 48 horas para las pruebas rápidas de antígenos. Si no cumples ninguno de estos requisitos, incluso aunque hayas pasado la enfermedad y te hayas recuperado de ella, no podrás obtener el certificado. Nosotros nos vamos a saltar el cuestionario y vamos a ir directamente al botón para solicitar el certificado:

solicitar pasaporte covid 1

​A continuación, el sistema nos pedirá que nos identifiquemos mediante un certificado digital o una Cl@ve permanente:

solicitar pasaporte covid 5

Una vez hemos elegido una de estas opciones, podemos continuar con el proceso, y se nos preguntará si deseamos un certificado de vacunación o uno de recuperación. Si optamos por el primero nos preguntará el lugar donde se administró la última dosis y si disponemos de la pauta completa. Puedes obtener el pasaporte COVID tanto si dispones de una dosis como si cuentas con la pauta completa, si bien se especificará tu situación en el certificado emitido.

solicitar pasaporte covid 5

A continuación, se nos preguntará si el certificado es para nosotros o para un tercero:

solicitar pasapsolicitar pasaporte covid 7orte covid 7

a) Si es lo primero se nos pedirán nuestros datos (Nombre /apellidos, NIF, Fecha de nacimiento Comunidad Autonómica y CIP autonómico).

solicitar pasaporte covid 75

El CIP autonómico es una identificación unívoca de 10 dígitos, según las autonomías precedidos a veces de algunas letras, de los usuarios del sistema sanitario. En este enlace puedes descargar ejemplos de CIPA en las distintas tarjetas sanitarias de las comunidades autónomas.

b) Si es lo segundo se nos pedirán los datos del tercero al que representamos y en la pantalla siguiente se nos pedirá que adjuntemos el documento que acredita que podemos legalmente representarle:

solicitar pasapsolicitar pasaporte covid 7orte covid 7

A continuación, tendremos que introducir un correo electrónico a donde queremos que nos llegue el pasaporte COVID. También tenemos la opción (recomendable) de que nos manden el pasaporte en formato wallet, para lo que se nos pedirá un número de teléfono:

solicitar pasaporte covid 9

Una vez realizados estos pasos, y previa aceptación de la política de privacidad asociada al registro en el portal para la emisión del pasaporte COVID, finalizaremos el proceso:

solicitar pasaporte covid 10

Como indica la ventana, nos podemos descargar un justificante a nuestro nombre con el cual poder acreditar que hemos realizado la solicitud. Lo normal, si eres un ciudadano español que no tiene circunstancias excepcionales, será que dispongas de él en el mismo día. En otros sistemas de comunidades autónomas puede tardar incluso menos o descargarse en el acto, como veremos en el ejemplo de la Comunidad de Madrid. En el sistema del Ministerio de Sanidad, te llegará una notificación por correo para descargar el pasaporte COVID y un mensaje al móvil para que lo descargues en formato wallet, si así lo has solicitado.

Cómo obtener el pasaporte COVID mediante APP (ejemplo en Madrid)

Hay distintas comunidades que disponen de App, aquí vamos a un ejemplo de cómo hacerlo mediante la App “Tarjeta Sanitaria Virtual” de la Comunidad de Madrid.

Lo primero, si no dispones de la App, es descargarla, que lo puedes hacer aquí, si tienes Android, o aquí, si tienes iPhone.

Una vez descargada, hay que activarla. Se puede hacer llamando al teléfono 900 102 112 o acudiendo a tu centro de salud u hospital del Servicio Madrileño de Salud con un código QR. En el primer caso -el más cómodo- tendrás que responder a unas preguntas personales y te facilitarán un código que te enviarán por SMS, es conveniente que tengas tu tarjeta sanitaria a mano. Si prefieres activarla presencialmente, tendrás que escanear un código QR en el Centro de Salud.

Una vez instalada y activada la App, es muy sencillo descargar el pasaporte COVID, solo tienes que clicar en la opción “Certificado Covid Digital de la UE”

Tarjeta Sanitaria Virtual 1

La App te pedirá, por motivos de seguridad, que introduzcas un código enviado por SMS:

Tarjeta Sanitaria Virtual 2

Tras unos segundos, te aparecerán toda la información asociada a tu vacunación: vacuna, fabricante, dosis, … y, al visualizar el certificado COVID, tu información personal (nombre, fecha de nacimiento, pauta completada,…)

Tarjeta Sanitaria Virtual 1

Tras unos segundos, te aparecerán toda la información asociada a tu vacunación: vacuna, fabricante, dosis, … y, al visualizar el certificado COVID, tu información personal (nombre, fecha de nacimiento, pauta completada,…)

Tarjeta Sanitaria Virtual 1

La Comunidad de Madrid también permite obtener el pasaporte COVID mediante un portal web. Para ello debes clicar el botón “Descargar Certificado”, pero necesitarás, como en cualquier portal, un certificado digital, DNIe o cualquier otro medio de identificación digital. El proceso es muy similar al del portal Ministerio de Sanidad, que ya hemos visto. Ambos métodos son igualmente efectivos para obtener el pasaporte COVID.

Crece la robótica industrial en España: el 40% la usa

Crece la robótica industrial en España: el 40% la usa

A pesar de la influencia negativa que ha tenido la aparición del virus SARS-CoV-2 en todo el mundo, el sector de la robótica industrial está aumentando de manera exponencial y seguirá haciéndolo en los años venideros. Es más, la pandemia está favoreciendo el cambio de mentalidad de muchos directivos respecto a la robótica industrial, produciéndole un mayor impulso. Hoy te hablamos de la robótica industrial en España.

El auge de la robótica industrial puede parecer contradictorio en un momento de crisis, porque la robótica supone una alta inversión. Sin embargo, los robots industriales resultan más eficientes en las tareas repetitivas y no necesitan parar por culpa de una pandemia ni por otras razones de salud. Y aunque podamos estar de acuerdo o no con las consecuencias sociales que a la larga tendrá el sustituir el trabajo humano por maquinas; la decisión ya se tomó hace más de una década en España y otros países occidentales, así que no hay marcha atrás.

Años antes de la pandemia, algunos organismos nacionales e internacionales, como por ejemplo la Asociación Española de Robótica y Automatización o la Federación Internacional de Robótica, publicaron diversos estudios donde se preveía que el crecimiento de este sector a nivel mundial iba a ser espectacular. Estamos inmersos en la era de la Industria 4.0, que se basará principalmente en la Inteligencia Artificial (A.I) y en la robótica.

La robótica industrial en España

Aunque el primer robot industrial llegó a España en 1973, de la mano de Inser Robótica, se ha ido produciendo un cambio gradual en cuanto a la instalación y uso de la robótica industrial en España. Según los parámetros de la IFR (Federación Internacional de Robótica), solo es posible llevar a cabo un análisis o estadística con los datos acumulados en los últimos doce años. Estos datos nos muestran que en el 2018 España ya tenía 53.000 robots industriales instalados. Es decir, 16,8 máquinas por cada 1.000 trabajadores. Actuamente, los últimos datos nos hablan de que un 40% de la industria española utiliza robots y que este porcentaje irá en aumento en los próximos años.

Según los expertos en robótica, son tres las conclusiones más importantes en relación con la situación de la robótica industrial en España:

1ª. Los robots más instalados ejecutan maniobras de carga y descarga. Con un total de 1.840 unidades instaladas, la tarea que más ha sido robotizada en los últimos años ha sido la de carga y descarga. En este caso, los robots ayudan a los operarios en las tareas más rutinarias y pesadas.

2ª.Las “Salas blancas” de las fábricas cuentan con un menor número de instalaciones robóticas. Las “Salas Blancas” o “Clean room” (salas especialmente diseñadas para obtener bajos niveles de contaminación), todavía se resisten a la instalación y al uso de robots. Solo hay 66 dispositivos destinados a este tipo de actividad.

3ª.Son muchos los sectores que utilizan la robótica industrial. Se usa en el ámbito textil y del calzado, del mobiliario, del papel y derivados, del caucho y los plásticos, de aparatos de consumo y domésticos… Pero, entre todos ellos, conviene destacar los sectores que lideran la implementación robótica: la automoción (48%), la metalúrgica (19%) y la alimentación (13%).

La robótica industrial, una aliada para las empresas que innoven

La robótica industrial tendrá un efecto seguro y muy positivo en empresas que ya hayan desarrollado toda la parte relacionada con la investigación y la innovación. También en aquellas que ya hayan incorporado las novedades que se plantearon en la primera ola tecnológica. Está probado que las empresas que utilizan robots facturan más, exportan más y mejoran su productividad. En cuanto a tendencias, se prevé que las tecnologías de la segunda ola digital, como es el caso de la robótica industrial, tenderán a la convergencia mediante relaciones de complementariedad con otras tecnologías.

Según los informes de la Federación Internacional de Robótica (IFR), en el año 2021 la industria mundial utilizará más de 2,5 millones de robots, a un ritmo de crecimiento anual que superará el 10% y con un número de unidades que duplicará los robots que había a comienzo del 2010. Aunque en la actualidad más del 70% de estos autómatas están ubicados en empresas de automoción, electricidad y electrónica, metalúrgica y química, se prevé que durante los próximos años se expanda hacia otros sectores industriales.

Robótica industrial versus puestos de trabajo

Como ya señalamos anteriormente, el lado más oscuro de esta innovación es el posible aumento de trabajadores desempleados. Un informe de la Universidad de Oxford asegura que más del 36% de los puestos de trabajo españoles están en riesgo de digitalización. Sin embargo, los expertos muestran que la robótica y la inteligencia artificial desplazarán sobre todo a los trabajos de tramos y cualificaciones medios. Las personas que realizan trabajos en la franja baja o en la alta no tendrán muchos problemas para coexistir con estas tecnologías. Además, explican, estas innovaciones acabarán dando lugar a nuevos perfiles profesionales, aumentarán los salarios de las personas y crearán nuevos puestos de trabajo, compensando a los que se hayan perdido. Veremos, en este sentido, lo que va deparando el futuro.

Herramientas tecnológicas para la búsqueda de empleo y el teletrabajo

Herramientas tecnológicas para la búsqueda de empleo y el teletrabajo

Las herramientas tecnológicas son programas o aplicaciones que nos permiten tener un acceso rápido a la información y están a disposición de cada uno. Fáciles de utilizar y sin la necesidad de tener que pagar por ello. Estas herramientas están diseñadas para facilitar el trabajo y permitir que el intercambio de información y conocimiento sea más rápido y cómodo.

Ya desde hace tiempo conocemos grandes herramientas tecnológicas digitales como Uber, Just Eat, Airbnb, Groupon, WhatsApp o Skype. Pero el mundo sigue avanzando. Los tiempos de la Covid-19 han cambiado nuestra realidad y ya mucha gente hoy en día trabaja a distancia.

El aumento del uso de dispositivos móviles, el número de personas que teletrabajan y los proyectos basados en tecnología, tienen como consecuencia el crecimiento en el número de herramientas y aplicaciones destinadas a organizar el trabajo en remoto.

Aquí indicamos algunas de las herramientas tecnológicas que pueden facilitar el teletrabajo y son totalmente necesarias:

  • Software para video conferencias.
  • Una app para chat.
  • Herramientas para colaborar en la nube y ordenar tus documentos.
  • Software para gestión de proyectos.

La digitalización en el mundo del trabajo

A día de hoy, en el mundo hay 4600 millones de personas que tienen acceso a Internet, lo que quiere decir que en el mundo 59,9% de la población son usuarios de Internet. Así que nuestro futuro depende de nuestro presente. A raíz de la COVID-19 y de las medidas que se han tomado, se han perdido millones de empleos, horas de trabajo e ingresos. Pero hay que ser positivos y luchar por mejores cambios.

Datos de la Unión Europea anuncian que la digitalización creará 200.000 empleos de trabajo en 2021 sólo en España: “Esto supone que casi la mitad de las ofertas de trabajo estarán relacionadas con el entorno digital”, apuntan desde Deusto Formación.

El mundo cada vez es más digital, y ese proceso parece ser imparable. Es lo que tenemos que tener en cuenta a la hora de buscar empleo. El mundo cambia constantemente y cada vez tenemos nuevas herramientas, más especializadas y cómodas.

Herramientas tecnológicas para buscar empleo

Tenemos que estar preparados para lo que viene. Veamos cómo podemos buscar mejor un empleo, usando las herramientas digitales que han sido diseñadas para facilitarnos este proceso.

Actualmente la búsqueda de empleo se puede realizar por varios medios: Portales de empleo, a través de redes sociales y apps móviles. La tecnología avanza para nuestro bien. Ahora no existe la necesidad de salir a la calle echando currículos. Lo podemos hacer en solo unos clics.

Ya no existe excusa para no coger el smartphone y visitar portales de empleo, como Jooble (que localiza todas las ofertas disponibles en internet generadas por las bolsas de trabajo: Agencias de colocación, empresas de trabajo temporal y webs de empresas en 72 países, incluido en España). Tampoco hay excusa para no descargar aplicaciones móviles de búsqueda de empleo como Job Today, Infojobs o Indeed.

Nuestra primera idea suele ser hacer un currículum. Pero el mundo avanza y ya tenemos nuevas formas, por ejemplo, el videocurrículum. Con esta herramienta no pasarás desapercibido y podrás presentarte de una forma muy original dinámica y moderna.

El tiempo recomendado de un videocurrículum es de 90 segundos, así que tienes que aprovecharlos. Lo importante es ser natural y describir tus partes fuertes, experiencia y hacer un buen resumen.

No te olvides de la edición del video, ya que hablamos de digitalización. Ahora existen muchos programas y apps para editarlos fácilmente como Design Wizard, Videolen o Wideo.

Según fuentes de Deusto Formación, lo fundamental de toda empresa en 2021 será encontrar profesionales que dirijan la transformación digital, profesionales que integren la tecnología en todas las áreas de un negocio.

Vivimos tiempos de cambios y desarrollo. Descubre las ventajas de la digitalización y cambia tu futuro ¡Estate en sintonía con los tiempos!

 

El museo japonés que concibe la tecnología como obra de arte inmensa

El museo japonés que concibe la tecnología como obra de arte inmensa

Hasta 520 ordenadores y 470 proyectores distribuidos en los 10.000 metros cuadrados del espacio hacen posible el asombro del visitante, creando ante él mismo una ilusión virtual paralela a los límites de la realidad a través de depurados juegos de luces y efectos con espejos. Es la tecnología como obra de arte. El Mori Building Digital Art Museum, inaugurado en el verano del 2018 y situado en las cercanías de Tokio, pretendía haber sido uno de los focos principales de atención en las Olimpiadas de Tokio 2020. Ahora, espera pacientemente a que estas Olimpiadas se celebren para darse a conocer a gran escala en el mundo.

Se trata de un museo a los que ya muchos han bautizado como “El museo del futuro”. En su interior todo es tecnología. Se trata de romper la barrera entre el arte y el espectador, permitiendo que las personas se sumerjan en una experiencia 100% digital. El museo se transforma con cada estación del año, propone una fuerte comunicación con la naturaleza y ofrece experiencias personalizadas a sus visitantes. Para hacernos una idea del impacto que ha tenido en el público, solo cabe señalar que, en los seis primeros meses desde su inauguración, más de un millón de personas habían visitado el museo.

pendant-light-bulb

Tecnología como obra de arte

El museo cuenta con un inmenso espacio en donde las obras, como el paisaje – flores, plantas, peces, montañas y otros elementos- están continuamente cambiando. Por lo tanto, es imposible volver a ver el mismo escenario dos veces. Las obras van cambiando literalmente a cada paso de cada visitante, una experiencia única y singular que invita a perderse en los laberintos, totalmente digitales, que vibran a tono de cada estación. Así, por ejemplo, en la primavera nipona uno se pasea por campos de arroz pequeños y exuberantes. En verano vemos el entorno madurar y en otoño, todo adquiere un color dorado. Con el paso del tiempo también los insectos y las flores hacen su aparición. El movimiento de los insectos está influido por las acciones de las personas, y a medida que la gente se mueve, el flujo del aire cambia y dispersa los pétalos de las flores en diferentes direcciones. Cada obra va mutando cuando el calendario marca la llegada de una nueva estación. La tecnología como obra de arte que refleja el paso de las estaciones.

Museo Mori

Un museo sin mapas

El museo no tiene recorrido predefinido. Las obras cambian también por la interacción entre los propios visitantes. En el denominado “Bosque de lámparas resonantes”, que imitan la ceremonia de la llegada de los cerezos en flor, las lámparas cambian de color al acercarse, pero volverán a cambiar de tono cromático si esta vez se acerca otro de los visitantes. El mensaje que busca transmitir es que no existen fronteras y que cada persona puede influenciar y ser influenciado por los demás. De esta forma, han eliminado por completo los mapas del museo, así que cada quién es el autor de su recorrido y por lo tanto de su experiencia, basta con seguir el corazón. También puedes descargarte una app que te permite programar lo que va a suceder en determinadas áreas.

Museo Mori 2

El Mori Building Digital Art Museum es perfecto para esta aplicación de la tecnología como obra de arte, que adquiere cada vez más notoriedad en la sociedad actual; y es capaz de combinar el arte figurativo y las diferentes tecnologías. Este arte produce instalaciones inmersivas con un fuerte impacto en espectador y a su vez convierte a la tecnología en una inmensa obra de arte. Los contenidos del museo han sido creados por el colectivo de artistas teamLab Borderless, un grupo interdisciplinario de artistas muy afamados a nivel internacional. Incluye ultratecnólogos, programadores, ingenieros, animadores de imágenes generadas por computadoras, matemáticos y arquitectos. Según ellos mismos han afirmado en un email enviado desde Japón:

“Nuestras obras son interactivas y fomentan la participación de los espectadores, para que su presencia cambie el arte. Si un cambio causado por una tercera persona es hermoso, entonces la presencia de esa persona se vuelve hermosa y apreciativa”

5 armas digitales para luchar contra los bulos en tiempos de coronavirus

5 armas digitales para luchar contra los bulos en tiempos de coronavirus

La desinformación en tiempos del coronavirus ha llegado a su culmen. Cada vez se comparte más información falseada y es más difícil luchar contra los bulos en estos días. El problema es que, cuando hablamos de salud, un bulo puede causar un gran perjuicio y mucho sufrimiento. Te proporcionamos algunas armas digitales que te pueden servir para luchar contra los bulos y filtrar la información falseada realizada por personas u organizaciones con fines económicos o ideológicos, que no tienen nada que ver con la salud.

Artículo elaborado por Pedro Alcoba González, especialista en comunicación y responsable de Marketing Digital en las Webs de Extra Software.

CONTENIDOS

1. Identificando la fuente y comprobando su veracidad

2. Contrastando con otras fuentes

3. Contrastando las imágenes

4. Identificando deepfake videos

5. WhatsApp y la viralización

 

1. Identificando la fuente y comprobando su veracidad

Todos sabemos cuáles son fuentes fiables, por ejemplo, en lo que respecta a datos de la pandemia del coronavirus. Hablamos de la OMS, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades, los ministerios de salud… Podemos debatir sobre si presentan sus datos de un modo u otro, pero en principio no proporcionarán datos deliberadamente falsos. Pero… ¿Qué ocurre con las webs que no son conocidas? ¿Cómo podemos saber quién está detrás?

El buscador de Icann.org

En él puedes localizar quién es el propietario de un dominio, cuándo lo dio de alta, con quién lo registró y dónde está ubicado. Compara los resultados con una búsqueda de un dominio reconocido, y en seguida verás si un dominio no es fiable.

 

ICANN

Para dominios .es puedes utilizar la página Nic.es (dependiente de la entidad pública Red.es)

2. Luchar contra los bulos contrastando con otras fuentes

 

No siempre es tan sencillo saber qué fuentes son fiables en general, para luchar contra los bulos. Organizaciones científicas, editores reconocidos, agencias gubernamentales (en países democráticos) o medios de comunicación suelen ser fuentes fiables, o al menos más que aquellos emisores no incluidos en ninguna de estas categorías.

 

PIPL

 

En el caso de autores individuales, si quieres saber si la persona que está diciendo algo es fiable como fuente, el buscador PIPL permite una búsqueda en la web profunda (Deep Web). Necesitas una cuenta de correo profesional para darte de alta, pero es extremadamente completo. PIPL proporciona de la persona buscada sus e-mails, teléfonos, redes sociales, lugares y coches asociados a él, carrera profesional, formación, personas con las que está relacionado y páginas que hablan sobre él.
Como ejemplo, hemos hecho una búsqueda sobre Donald Trump y esto es solo una parte de lo que hemos encontrado:

 

Si hablamos de medios de comunicación, es recomendable buscar la misma información en otros medios de referencia reconocidos, o bien hacer una búsqueda en google asociando la información encontrada al término “bulo” (español) o “hoax” (inglés), de este modo:

 

  • Noticia o meme+bulo,

 

o bien

 

  • Noticia o meme(en inglés)+hoax.

 

Lo podemos ver en estos ejemplos del bulo sobre cómo verter lejía en el inodoro servía supuestamente para luchar contra el coronavirus

Búsqueda Lejia contra coronavirus+bulo
búsqueda bleach against coronavirus+hoax

3. Luchar contra los bulos contrastando las imágenes

Una de las formas más habituales de bulo consiste en introducir algo cierto en un contexto falso, o bien manipular una noticia añadiendo información falsa. Por ejemplo, en tiempos de coronavirus, mostrar imágenes que corresponden a la lucha sanitaria en un país, atribuyéndolas a otro país diferente. Para desactivar esta técnica con imágenes, lo mejor para luchar contra los bulos es hacer una búsqueda inversa de la imagen utilizada.

Búsqueda inversa de imagen en Google

Se trata de pegar el enlace de una imagen o subir la propia imagen a este buscador de google. Aunque un poco más complejo, puedes también analizar los metadatos de diferentes imágenes para contrastarlos y ver cuál es la imagen correcta.

Aquí tienes un pequeño vídeo que habla de ello:

ANALIZAR METADATOS EN UN VÍDEO

Por ejemplo, si extraemos la imagen de esta publicación aparecida en Twitter. En ella se afirma que Emma Gonzales (sic), es la última Juventud Hitleriana y está rompiendo la constitución.

Emma González es en realidad una activista estadounidense y defensora del control de armas desde que sobrevivió a un tiroteo en Parkland. Una rápida búsqueda inversa de la imagen nos desvelará que la imagen pertenece a una animación manipulada, la activista en realidad está rompiendo un cartel de tiro al blanco.

Busqueda imagen Emma Gonzalez
Imagen falseada de Emma Gonzalez

4. Luchar contra los bulos identificando deepfake videos

La tecnología del deep learning ya permite hacer pasar por reales vídeos de personas famosas, analizando millones de horas de grabaciones y utilizando programas como FakeApp (aplicación que se hizo popular por poner rostros de actrices famosas en vídeos porno). Los vídeos simulados parecen tan reales que es muy difícil luchar contra los bulos en este ámbito. Aunque los especialistas podrían distinguirlos por algunas señales como el movimiento del cuerpo o la entonación de la voz, los “deepfake videos” son realmente muy peligrosos, como muestra este vídeo falseado de Barack Obama.

No obstante, para estos y otros vídeos falseados, aún tenemos algunas herramientas como esta, creada por Amnistía Internacional de Estados Unidos.

Citizen Evidence

Esta web identifica los créditos del vídeo, la fecha de publicación, su descripción y, lo que es más importante, extrae algunas imágenes del vídeo y las lanza directamente a la búsqueda inversa de Google. Probemos con el vídeo falseado de Obama:

 

Busqueda deepfake video Barak Obama

Vemos primero que es un vídeo difundido por BuzzFeedVideo, que es una empresa de comunicación especializada en el seguimiento de contenido viral, lo que ya nos indica algo. Entre los créditos advertimos el nombre de Jordan Peele, director de la película Déjame salir (2017) y otras películas de suspense o terror, lo cual también nos da pistas. Por último, la búsqueda inversa nos conducirá a destapar que es un vídeo falseado realizado precisamente para alertar sobre el peligro de este tipo de contenidos.

Si esto no es suficiente, este enlace de Globorama, aunque ya tiene algunos años, nos da un arsenal de herramientas para analizar en profundidad un vídeo falso.

5. Luchar contra los bulos en su medio: WhatsApp y la viralización

El estudio “Desinformación en tiempos de pandemia: tipología de los bulos sobre la Covid-19”, estableció que el 24,7% de los bulos analizados sobre la pandemia del coronavirus en dicho estudio provenía de WhatsApp. Si tenemos en cuenta que había 41,4% cuyo medio se mantiene sin identificar, tenemos que más del 40% de los bulos cuyo medio identificaron pertenecía a esta red.

La web Maldita.es es un medio de comunicación español dedicado al fact checking (o verificación de hechos) y era inevitable mencionarlo aquí, porque ha servido de fuente para parte de los enlaces que hemos indicado. Pero, además, tienen un chatbot en WhatsApp en la que verifican los bulos que se les remiten. Así es como funciona.

Primeramente, agregas el número 644229319 como contacto a tu WhatsApp. Después, introduce un saludo, y el chatbot te contestará con las opciones:

Bot Maldita 1

Eige 1 (verificar un contenido), y verás que puedes enviar una imagen o describir un contenido que has leído u oído:

Bot Maldita 2

Describimos un contenido dudoso y esperamos pocos segundos a que el bot nos conteste.

Bot Maldita 3

Ya solo queda leer las verificaciones o desmentidos que Maldita.es tiene sobre el tema para informarnos.

Epílogo: Si no estás seguro, no lo difundas

Por último, es de vital importancia NO DIFUNDIR aquellos memes con informaciones falseadas que recibimos a diario. Los bulos pierden la mayor parte de su virulencia si se hacen virales. Un estudio publicado en la revista Science, realizado en una población más de 3 millones de personas durante 11 años de demostró que los bulos en Twitter tienen el 70% más de probabilidad de ser compartidos. Los investigadores lo explican por el efecto “novedad”. Es decir, como indica el estudio, “las falsedades son más novedosas que la verdad y por ello resulta más probable que la gente las comparta”. Debido a ello, el mayor problema de los bulos es la amplísima difusión que tienen, porque muchos internautas contribuyen poderosamente a su viralización.

Y nada más, estas son solo 5 de las muchas herramientas que hay en Internet para luchar contra los bulos. Vivimos unos tiempos en que la desinformación y la mentira campan a sus anchas, y como ciudadanos y lectores debemos equiparnos con armas digitales para combatirlas, o caeremos presa de informaciones simplemente falsas, en el mejor de los casos, o perjudiciales –incluso para nuestra salud- en el peor.

Por qué ya no podrás desengancharte de las plataformas de streaming

Por qué ya no podrás desengancharte de las plataformas de streaming

Con el confinamiento, plataformas como Netflix, Movistar+, HBO o Disney+ fueron una tabla de escape para el aburrimiento de muchas personas. Sin embargo, poco a poco volvemos a la normalidad, pero las cifras de visionado no han bajado de manera paralela. Las plataformas de streaming se vuelven cada vez más adictivas y muchas veces –aunque no todas- la explicación son los algoritmos para proponer contenidos. Te explicamos cómo funcionan y por qué no podrás desengancharte de las plataformas de streaming, aunque quieras.

Elecciones diferentes para plataformas distintas

No todas las plataformas utilizan algoritmos. HBO y Filmin se precian de usar recomendadores humanos para ordenar sus contenidos. Movistar + tiene también cinco personas encargadas de la programación de los contenidos. Incluso Netflix, cuando acaba de llegar a un área geográfica, tiene que tirar de una propuesta no generada por algoritmos para empezar. Sin embargo, si bien es cierto que todas estas plataformas tienen éxito en cierto modo, Netflix se llevó en 2019 nada menos que el 31% de todo el tráfico de contenidos vía Streaming en EE.UU., seguido por YouTube (21%) y, a mucha distancia, el resto de competidores. Las plataformas de streaming en su conjunto suponen el 19% de todo el visionado en pantalla en EE.UU. Lógicamente estamos incluyendo la TV tradicional, la TV por cable, el consumo de DVD y otros.

Salvo que hablemos de comunidades humanas con ciertos conocimientos, cuando hablamos de la mayoría de los usuarios, los algoritmos mandan. Y dentro de ellos…

El algoritmo de Netflix es el rey

¿Cómo funciona el algoritmo de la plataforma de streaming líder en el mundo? Todo está basado en la paradoja de la elección. Cuantas más elecciones, el ser humano se paraliza más, está más insatisfecho, se frustra y acaba culpándose.

El usuario adulto tarda una media de 7,4 minutos en buscar un contenido que le guste en una plataforma de streaming. Pasado ese tiempo, que es mayor o menor según la edad, el 58% sintoniza los canales tradicionales, y hay un 21% que se frustra y no elige nada.

Así que Netflix buscó la manera de reducir el rango de decisiones, privilegiando bloques de contenidos y ofreciendo sugerencias al usuario. De este modo se reduce el tiempo de decisión y la probabilidad de que el usuario abandone.

Cada persona es diferente, y el sistema aprende cómo se comporta basándose en las horas que pasa visionando, los dispositivos que usa y el tiempo de visionado. Con esto, Netflix hace varias cosas. Por una parte, le asigna un cluster de contenidos. Cada suscriptor de Netflix tiene asignados de 3 a 5 clusters de contenidos similares. De este modo se forman comunidades, no porque los usuarios interactúen entre sí, sino porque es el modo como llama Netflix a los usuarios con gustos y hábitos parecidos. Luego, realiza recomendaciones a los usuarios basadas en los clusters asignados (cada 24 horas se recalculan todos los perfiles de recomendaciones). Y cada cierto tiempo tantea con un contenido no directamente relacionado con sus gustos, a modo de ensayo y error. Además, también ajusta cosas aparentemente menores, como la imagen que identifica cada serie o película para los diferentes usuarios (tiene cuatro imágenes diferentes por cada contenido). De este modo, toda la experiencia está totalmente personalizada. Y ese es el motivo por el que…

No podrás desengancharte de los algoritmos

Las compañías cada vez afinan más sus algoritmos para que la experiencia sea lo más adaptada posible. De hecho, este tipo de algoritmos complejos son descritos en Inteligencia Artificial como “redes de neuronas artificiales”, porque se comportan de manera parecida a las neuronas, estableciendo nuevas sinapsis a medida que se facilitan nuevos datos.

Una plataforma de streaming bien ajustada analizará cuándo paramos la imagen o la adelantamos, qué contenidos abandonamos, cuáles buscamos y cuáles valoramos más (las que tienen puntuaciones). También qué día, a qué hora, en qué dispositivo y zona geográfica se ve cada contenido. Por último, acciones aparentemente menores como la manera de mover el scroll de la página también serán analizadas. Con todo esto obtendrá datos absolutamente valiosos no solo para ofrecer el mejor contenido en el mejor momento, sino también para crear el que los usuarios están esperando.

Por otra parte, sabemos que Netflix hace regularmente pruebas A/B para ver como los usuarios interactúan con la página (hasta 160 en un año) y la App. De este modo van corrigiendo aspectos del diseño como la tipografía, el tamaño de las imágenes o los pequeños vídeos de presentación.

Todo ello, unido a una codificación inteligente que se adapta al dispositivo para optimizar la calidad, hace que el usuario logre una experiencia cada vez más adaptada a sus gustos, y las plataformas se ajusten como un guante a sus deseos.

Y queda un elemento que hará aumentar aún más el consumo, y es que…

La experiencia se desarrolla en la intimidad

Por último, hay que tener en cuenta que nadie tiene por qué ver lo que consume un usuario en la intimidad de su ordenador. Esto resta importancia al componente social, los líderes de opinión, los medios de comunicación y los influencers. Cada vez más, será el algoritmo el que nos vaya dando lo que pidamos, sin que tengamos que compartir necesariamente la experiencia, o haciéndolo solo parcialmente. Si esto ya se daba con la televisión, la experiencia de visionado individual que proporcionan las plataformas van a incrementar el consumo de contenido de manera anónima. En otras palabras, van a incrementar el consumo.

Las plataformas de streaming y sus algoritmos ha venido para quedarse, y el descenso de actividad presencial de la pandemia les ha dado además un gran empujón. Pronto serán el modo dominante de consumo de contenidos audiovisuales. La pregunta no es ya si podrás desengancharte de ellas, sino a qué plataformas y cómo de intensamente estarás enganchado los próximos años.