El Consejo de Ministros aprobó en medio del un Real Decreto-ley que incluía en su título V un plan de ahorro energético y que ha causado polémica desde el principio. Sin embargo, el 25 de agosto el Congreso de Diputados convalidó con 187 votos a favor frente a 161 en contra y 1 abstención  la norma. Analizamos en qué consisten los cambios  que introduce y sobre todo cómo afecta a las PYMES.

Desde la medianoche del 10 de agosto, es decir, 7 días después de la publicación del Real Decreto-ley 14/2022 en el BOE, se han aplicacado las primeras medidas. Suponen un ajuste de los termostatos en edificios administrativos, espacios comerciales y culturales, estaciones de tren y autobuses y aeropuertos.

En concreto, la temperatura mínima debe estar a 27 grados en verano y la máxima a 19 grados e invierno. La humedad relativa, en una franja entre 30% y 70%.  Además, se deben apagar las luces de los escaparates y la iluminación de espacios públicos, si no están en uso, a las 22:00. Por último, las puertas deben estar cerradas cuando funcionen sistema de calefacción o refrigeración.

Sistema automático de cerrado  de  puertas

Para el 30 de septiembre, los establecimientos comerciales deben contar con un sistema automático de cierre de las puertas que dan a la calle.  Esto evitará que estén abiertas de par en par, algo que sucede con frecuencia en bares y grandes almacenes.

Esta medida ha sido muy criticada, debido a la inversión que supone para el pequeño comercio y la hostelería, y algunos partidos políticos han conseguido 100 millones de ayudas para las CCAA para financiar estos cambios, mientras otros pedían una moratoria para aplicar las puertas  automáticas para PYMES y autónomos. También las organizaciones de PYMES y autónomos han reclamado dicha moratoria, de momento sin éxito. El coste de la instalación de un sistema de puertas automáticas se estima entre 1.500 y 4.000 euros.

Por último, se debe  adelantar la inspección de eficiencia energética. Todos los edificios que la hayan realizado la anterior  antes del 01/01/2021 s deberán someterse a ella antes de que acabe el año.

PYMES afectadas por el plan de ahorro energético

Entre las PYMES, los sectores más afectados por la norma son  el comercial (tiendas, como supermercados, grandes almacenes o centros comerciales); la hostelería (bares, cafés y restaurantes) y los  espacios culturales (cines, auditorios, centros de congresos). A todos ellos afecta la regulación del termostato.

Finalmente se quedaron fuera de esta obligación los hospitales, centros educativos, gimnasios, peluquerías o las cocinas de los restaurantes. Tampoco afecta a trenes, aviones o autobuses o las habitaciones de los hoteles (sí a las  zonas comunes).

Hay excepciones para cubrir disposiciones mínimas de seguridad en lugares de trabajo. El Real Decreto-ley prevé temperaturas entre 17 y 27 grados para locales donde se realicen trabajos sedentarios; y entre 14 y 25 grados en caso de trabajos ligeros, lo que permitiría a la hostelería bajar el aire hasta 25 grados.

Vigencia del plan de  ahorro energético

Todas las normas que regulan la temperatura, salvo las del cerrado automático de puertas, que en principio es indefinido, estarán en vigor hasta noviembre de 2023.

Hay que aclarar, por último, que La Unión Europea, ante el corte de gas, ha propuesto a sus miembros una reducción del 15% en su consumo y del 7% en el caso de España y Portugal gracias a la excepción ibérica y el Gobierno está obligado a presentar más medidas en septiembre.