Por qué ya no podrás desengancharte de las plataformas de streaming

Por qué ya no podrás desengancharte de las plataformas de streaming

Con el confinamiento, plataformas como Netflix, Movistar+, HBO o Disney+ fueron una tabla de escape para el aburrimiento de muchas personas. Sin embargo, poco a poco volvemos a la normalidad, pero las cifras de visionado no han bajado de manera paralela. Las plataformas de streaming se vuelven cada vez más adictivas y muchas veces –aunque no todas- la explicación son los algoritmos para proponer contenidos. Te explicamos  cómo funcionan y por qué no podrás desengancharte de las plataformas de streaming, aunque  quieras.

Elecciones diferentes para plataformas distintas

No todas las plataformas utilizan algoritmos. HBO y Filmin se precian de usar recomendadores humanos para ordenar sus contenidos. Movistar + tiene también cinco personas encargadas de la programación de los contenidos. Incluso Netflix, cuando acaba de llegar a un área geográfica, tiene que tirar de una propuesta no generada por algoritmos para empezar. Sin embargo, si  bien es cierto que todas estas  plataformas tienen éxito en cierto  modo, Netflix  se llevó  en 2019 nada  menos que el 31% de todo el tráfico de contenidos vía Streaming en EE.UU., seguido  por YouTube (21%) y, a mucha distancia, el resto de competidores. Las plataformas de streaming en su conjunto suponen el 19% de todo el visionado en pantalla en EE.UU.  Lógicamente estamos  incluyendo la TV tradicional, la TV por  cable, el consumo de DVD y otros.

Salvo que hablemos de comunidades humanas con ciertos conocimientos, cuando hablamos de la mayoría de los usuarios, los algoritmos mandan. Y dentro de ellos…

El algoritmo de Netflix es el rey

¿Cómo funciona el algoritmo de la plataforma de streaming líder en el mundo? Todo está basado en la paradoja de la elección. Cuantas  más elecciones, el ser humano se  paraliza más, está más insatisfecho, se frustra y acaba culpándose.

El usuario adulto tarda una media de 7,4 minutos en buscar un contenido que le guste en una plataforma de streaming. Pasado ese tiempo, que es mayor o menor según la edad, el 58% sintoniza los canales tradicionales, y hay un 21% que se frustra y no elige nada.

Así que Netflix buscó la manera de reducir el rango de decisiones, privilegiando bloques de contenidos y ofreciendo sugerencias al usuario.  De este modo se reduce el tiempo de decisión y la probabilidad de que el usuario abandone.

Cada persona es diferente, y el sistema aprende cómo se comporta basándose en las horas que pasa visionando, los dispositivos que usa y el tiempo de visionado.  Con esto, Netflix  hace varias cosas. Por una parte, le asigna un cluster de contenidos. Cada suscriptor de Netflix tiene asignados de 3 a 5 clusters de contenidos similares. De este modo se forman comunidades, no porque los usuarios interactúen entre sí, sino porque es el modo como llama Netflix a los usuarios con gustos y hábitos parecidos. Luego, realiza recomendaciones a los usuarios basadas en los clusters asignados (cada 24 horas se recalculan  todos los perfiles de recomendaciones). Y cada cierto tiempo tantea con un contenido no directamente relacionado con sus gustos, a modo de ensayo y error. Además, también ajusta cosas aparentemente menores, como la imagen que identifica cada serie o película para los diferentes usuarios (tiene cuatro imágenes diferentes por  cada contenido). De este modo, toda la experiencia está totalmente personalizada. Y ese es el motivo por el que…

No podrás desengancharte de los algoritmos

Las compañías cada vez afinan más sus algoritmos para que la experiencia sea lo más adaptada posible.  De hecho, este tipo de algoritmos complejos son descritos en Inteligencia Artificial como “redes de neuronas artificiales”, porque se comportan  de manera parecida a las neuronas,  estableciendo nuevas sinapsis  a medida que se facilitan nuevos datos.

Una plataforma de streaming bien ajustada analizará cuándo paramos la imagen o la adelantamos, qué contenidos abandonamos, cuáles buscamos y cuáles valoramos más (las que tienen puntuaciones). También qué día, a qué hora, en qué dispositivo y zona geográfica se ve cada contenido. Por último, acciones aparentemente menores como la manera de mover el scroll de la página también serán analizadas. Con todo esto  obtendrá datos absolutamente valiosos no solo para  ofrecer el mejor contenido en el  mejor  momento,  sino  también para crear el que los usuarios  están esperando.

Por otra parte, sabemos que Netflix hace regularmente pruebas A/B para ver como los usuarios interactúan con la página (hasta 160 en un año) y la App. De este modo van corrigiendo aspectos del diseño como la tipografía, el tamaño de las imágenes o los pequeños vídeos de presentación.

Todo ello, unido a una codificación inteligente que se adapta al dispositivo para optimizar la calidad, hace que el usuario logre una experiencia cada vez más adaptada a sus gustos, y las plataformas se ajusten como un guante a sus deseos.

Y queda un elemento que hará  aumentar aún más el consumo, y es que…

La experiencia se desarrolla en la intimidad

Por último, hay que tener en cuenta que nadie tiene por qué ver lo que consume un usuario en la intimidad de su ordenador. Esto resta importancia al componente social, los líderes de opinión, los medios de comunicación y los influencers. Cada vez más, será el algoritmo el que nos vaya dando lo que pidamos, sin que tengamos que compartir necesariamente la experiencia, o haciéndolo solo parcialmente. Si esto ya se daba con la televisión, la experiencia de visionado individual que proporcionan las plataformas van a incrementar el consumo de contenido de manera anónima.  En otras palabras, van a incrementar el consumo.

Las plataformas de streaming y sus algoritmos ha venido para quedarse, y el descenso de actividad presencial de la pandemia les ha dado además un gran empujón. Pronto serán el modo dominante de consumo de contenidos audiovisuales. La pregunta no es ya si podrás desengancharte de ellas, sino a qué plataformas y cómo de intensamente estarás enganchado los próximos años.

Videollamada WhatsApp más de 4 usuarios, ya disponible

Videollamada WhatsApp más de 4 usuarios, ya disponible

Desde que arrancó el estado de alarma y el confinamiento, la utilidad de videollamada grupal WhatsApp ha sido muy utilizada, pero tenía una importante limitación: solo tenía 4 usuarios. La videollamada WhatsApp  más de 4 usuarios ya estaba disponible en la versión Beta. Desde la semana pasada en la videollamada grupal de WhatsApp  tienen cabida hasta 8 usuarios.

La videollamada WhatsApp

Hasta ahora era extremadamente sencillo utilizar la videollamada grupal de WhatsApp. Se accedía a ella desde la solapa “Llamadas” e igualmente  había  que ir añadiendo participantes con el icono del teléfono con el signo +.

También podías hacerlo a través de un grupo de WhatsApp, clicando en la esquina superior derecha el icono del teléfono con un signo +, para ir añadiendo usuarios (siempre dentro de ese grupo) a la llamada.

videollamada whatsapp grupal 1

Una vez los teníamos todos, solo había que clicar el icono del teléfono del teléfono, o bien el la cámara si queríamos videollamada, y se iniciaba una llamada que dividía la pantalla en 4 partes, cada una para un participante.

Pero…¿solo 4? En efecto, la videollamada WhatApp para más de 4 usuarios no estaba permitida.

Videollamada WhatsApp más de 4 usuarios

Pues bien, la versión de WhatsApp 2.20.141 de Android, y la 2.20.50 de iOS, permiten ya 5 o más usuarios.  ¿Cómo realizamos la actualización?

Te explicamos paso a paso cómo realizar la actualización en Android. En iOS es muy similar.

  • Primeramente abre WhatsApp y accede, ya sea desde estado o desde chats a la opción de “Ajustes”. Ahí podrás, accediendo a “Ayuda” y luego “Info de la aplicación”, comprobar la versión de que dispones.

Video llamada whatsapp mas de 4 ajustes 1

Video llamada whatsapp mas de 4 ajustes 2

En este caso tenemos la versión 2.20.140:

WhatsApp version incorrecta

  • A continuación, acude a Google Play Store para descargar la actualización. Si no la encuentras, o no puedes actualizar desde ahí, puedes ir directamente a la página de WhatsApp y descargar el Apk. Te recomendamos hacer esto en modo incógnito, pues de otro modo es posible que la descarga se bloquee.
  • Una vez tienes descargada la Apk en tu móvil, ejecútala, ya sea localizándola en “descargas” o “documentos” (dependiendo de cómo tengas configurado tu Smartphone).
  • A continuación te aparecerá esta ventana de WhatsApp, en la que deberás pulsar INSTALAR:

video llamada whatsapp mas de 4 parte 1

  • Verás el proceso de instalación, que durará muy poco:video llamada whatsapp mas de 4 parte 2

 

 

 

 

  • Finalmente podrás comprobar que ha finalizado la instalación al ver esta pantalla:

video llamada whatsapp mas de parte 3

 

  • Pulsa “Abrir”, y puedes volver al paso 1 para comprobar si tienes la versión correcta:

Whatsapp version correcta

Una vez que tienes la versión correcta, asegúrate de que todas las personas con las que vas a realizar tu videollamada WhatsApp para más de 4 personas tienen la versión actualizada, y ya puedes realizar tu videollamada.

Esto se hace de distintas maneras, según el Sistema Operativo. En ambos casos puedes utilizar un grupo para ir añadiendo participantes, o bien realizar la videollamada grupal desde la solapa «Llamadas»:

videollamada grupal whatsapp

1. En Android

En la pestaña “Llamadas”; pulsamos el botón con el signo + de la zona inferior derecha, luego “Nueva llamada grupal” y a continuación seleccionamos los 7 participantes (que más el que inicia la llamada serían 8). Después, pulsamos el icono de llamada (teléfono) o videollamada (cámara), para iniciar la imagen con o sin vídeo.

2. En IPhone

En la pestaña “Llamadas”, pulsamos el signo “+” arriaba a la derecha, luego “Nueva llamada grupal”, seleccionamos los 7 participantes (aparte de nosotros) y pulsamos el iciono de llamada (teléfono) o videollamada (cámara).

¡Y ya está! Recuerda que, al hacer una videollamada WhatsApp de más de 4 usuarios, la pantalla se dividirá en 5 o más áreas, apareciendo en cada una de ellas  la imagen de cada participante.

Este tipo de videollamada WhatsApp de más de 4 usuarios es especialmente útil para estos tiempos de confinamiento, pero también lo puede ser en el futuro para grupos de WhatsApp que tengan unos cuantos participantes. Whatsapp con 8 usuarios, que  tampoco es que sean demasiados…, ¡pero tenemos  el doble que antes!

La revolución del marketing digital (3): vende online o no venderás

La revolución del marketing digital (3): vende online o no venderás

¿Sabes que la facturación por eCommerce en España ha subido más del 10% cada año desde 2013?  ¿O que la facturación de moda online en España se habrá cuadruplicado en 2021 desde 2017? ¿Y que el 60% de la facturación de BBVA es por canales online? Son solo algunas cifras que hacen ver claro que el debate no está en si ganarás más vendiendo online o no. El planteamiento en realidad es: vende online o no venderás.

Crecimiento eCommerce

El crecimiento del eCommerce en España

Según datos de la CNMC la facturación por ventas online en España no ha dejado de crecer desde 2013. Hasta ese año el crecimiento cada año podría ser entre el 10% y el 15% interanual, pero a partir de ese año la facturación no ha dejado de aumentar, con crecimiento interanual superando el 20%, y en ocasiones el 30%. Ya en 2018 nos hicimos eco del crecimiento del  eCommerce, pero es que desde entonces no solo se ha mantenido, si no que se ha acentuado.  Todo esto se traduce, por ejemplo, en que hoy son clara minoría las personas de menos de 50 años que no han comprado una prenda de ropa o complemento, para sí mismo o para regalar.

Venta online por sectores

Aunque los últimos diez años era claro el liderazgo de la venta online en viajes, especialmente de compra de billetes avión, hay sectores que se han ido sumando al carro. La moda, el sector editorial (incluyendo tanto libros como CDs) y el de la tecnología, se han incorporado ya a la tendencia de venta online.

Negocio Online Ramas Actividad

El segundo trimestre de 2019 los sectores más importantes para el eCommerce fueron:

  1. Agencias y operadores turísticos: 16% de la facturación total.
  2. Transporte aéreo: 8,6% de la facturación total.
  3. Hoteles y alojamientos similares: 5,8% de la facturación total.
  4. Prendas de vestir: 5,8% de la facturación total.
  5. Apuestas y juegos de azar: 3,7% del total.

Por número de transacciones, el orden variaría ligeramente, liderando el transporte terrestre de viajeros (7,5%), seguido de las apuestas y juegos de azar (5,9%) y los discos, libros, periódicos y papelería (5,8%).

El consumidor online

Siete de cada diez internautas entre 16 y 65 años compran online, según datos de IAB Spain y Elogia en su “Estudio Anual  eCommerce  2019”. El mayor salto se produjo entre 2014 (44% compraban online) y 2015 (67%). Desde entonces no ha bajado del 70%.

Si tenemos que trazar un perfil del comprador online, diremos que tiene 41 años de promedio (compran más la población entre 25 y 54, que entre 16 y 24, y 55 y 65). Además, suele trabajar (un 78% de compradores online lo hacen), es usuario de Facebook (90%) y de WhatApp  (87%). El comprador online medio  tiene estudios universitarios (un 61% los tienen) y hay un 50% de probabilidad de que tenga hijos. Se compra unas 3 veces al mes, con un gasto medio de 64€.  Mayoritariamente se compra por conveniencia (97%), por ofertas (95%) o por precio (93%). La confianza sigue siendo importante (71%). Y el hecho de habérselo recomendado (comprar online) y la publicidad online ostentan solo un 46% y un 30% de peso en los motivos para comprar online.

Según la percepción de los compradores online, lo que más se compra es entretenimiento y cultura (libros, discos, juegos,..). En concreto, en un 71%. Siguen los viajes y las estancias (69%), la tecnología y comunicación (62%) y la moda (60%).

Vende online (o no venderás) en tu PYME

Una vez tenemos clara la situación, ¿qué puedes hacer para vender online y no perder esta importante fuente de ingresos?

  1. Ten una tienda online, o al menos, publica información clara de tus productos. Es obvio, pero por si acaso. Aparte de la compra online, más de la mitad de los usuarios utilizan las páginas web para buscar información de lo que quieren comprar. Hay una parte de los compradores que practica ROPO (Research Online, Purchase Offline), así que la información también ayuda.
  2. Acorta tus plazos de entrega, especialmente si ofreces producto físico. La velocidad en la entrega sigue siendo una variable relevante para conseguir satisfacción de los compradores online.
  3. Ofrece promociones. Teniendo en cuenta que la mayoría de los usuarios consideran las ofertas y promociones fundamentales para comprar por internet (un 85% lo consideran), es necesario que regularmente las publiques en tu web.
  4. Diversifica tu oferta. Una de las cosas que más valoran los compradores es que en internet pueden encontrar una mayor gama o variedad (un 81% piensan así). Es decir, debes ofrecer como mínimo lo mismo que tienes en tienda física, pero lo ideal es que tengas más producto.
  5. Ofrece Precios competitivos. Por último, el hecho de llevar tus tiendas al canal online, te permitirá también abaratar costes. No es lo más importante, pero puede ser un factor que haga al posible comprador decantarse por tu página (hasta a un 93% de usuarios les condiciona).

Pero lo más importante es que te dediques al menos el 30% de tu inversión en promoción y publicidad al canal online, porque ese es el beneficio potencial que te puede dar.

En 2020 no puedes olvidar este importante principio: vende online o no venderás.  Si no quieres quedarte fuera de la carrera por el cliente.

5 Cambios digitales en Banca que están cambiando el sector

5 Cambios digitales en Banca que están cambiando el sector

Desde que comenzaron las Apps bancarias, es un sector que está tan cerca de nosotros comonnuestro móvil. Este año ha habido importantes cambios digitales en Banca, con la normativa PSD2 a la cabeza. Se esperan más para el año que viene.

5 Cambios digitales en Banca de los últimos años

Menos oficinas y menos empleados.

Previamente a la crisis , las sucursales bancarias alcanzaron su tope máximo en España. Fueron exactamente 46.065 en 2008. Sin embargo, el ascenso de la Banca por Internet y la llegada de una generación que quiere utilizar herramientas de pago digital ha cambiado todo. 10 años más tarde, hay un 43,2% sucursales menos: 19.899. Lo mismo se refleja en los empleados. En 10 años se han perdido un 33%.  Han pasado de 270.855 en 2008 a 88.856 en 2018, según datos del Banco de España, recogidos en 20 minutos.

Mayor uso de la Banca Digital

Es la otra cara de la moneda. Si cada vez hay menos oficinas y empleados de banca, es porque los usuarios se desplazan a otros sistemas. Según un estudio de la agencia de estadística europea Eurostat, los usuarios de servicios de Banca digital de 16 a 74 años han pasado del 25% al 51% en 10 años. Es decir, se han duplicado. En España vamos un poco por detrás, pero hemos pasado en el mismo periodo del 16% al 46%. Es decir, prácticamente se han triplicado.

PSD2

Este año ha sido obligatoria su aplicación en la autenticación doble de la banca online. Sin embargo, gracias a la moratoria concedida por la EBA, no se aplicará en las formas de pago electrónicas hasta el 31/12/2020. La autenticación reforzada en pagos electrónicos, los agregadores financieros o los iniciadores de pagos serán figuras cada vez más habituales con la nueva normativa PSD2.

Fusiones y más fusiones

Se espera para 2020 la fusión entre Unicaja y Liberbank, tras la operación frustrada hace siete meses. También BBVA, Sabadell y Bankia podrían protagonizar otra gran fusión próximamente. Tanto el BCE como el Banco de España ven con buenos ojos estas operaciones. Los tipos bajos de interés del BCE, así como las inversiones necesarias en digitalización en menor media, han rebajado los márgenes. Y como consecuencia los bancos impulsan las fusiones.

Ciberseguridad. Pentesting y criptografía homomórfica

El pentesting son pruebas que la propia empresa hace sobre sus sistemas. Es una forma de hacking ético, porque son agentes de la propia empresa los que realizan pruebas de estrés sobre los sistemas. La novedad que viene, gracias al machine learning, es que el pestenting se realiza durante la propia instalación del software y la configuración de las redes de seguridad. La otra novedad es la criptografía homomórfica. Un sistema que permite leer y operar con los datos antes de que sean descifrados. Este sistema evita la pérdida o mal uso de los datos en los procesos de cifrado o descifrado.

En definitiva, los cambios digitales en Banca irán cada vez a más.  Menos oficinas y menos empleados, más banca digital y más sistemas de seguridad en la banca online. Estos son algunos de los rasgos distintivos de la digitalización en este sector los últimos años. Para los años venideros se esperan más controles de autenticación en los pagos electrónicos, mientras los bancos implementan mejores medidas de seguridad y se lanzan a fusiones cada vez mayores. La Banca es un sector en continua transformación, cuyos cambios nos afectarán cada vez más en nuestro día a día.

Los grandes actores de la disrupción digital

Los grandes actores de la disrupción digital

Han pasado ya los tiempos de hablar de cambio digital. Actualmente vivimos una auténtica disrupción digital, porque las nuevas tecnologías generan modelos de negocio que afectan a la propuesta de valor para los consumidores y también el retorno para las compañías.  Hay grandes actores de la disrupción digital como Amazon, Facebook /Instagram/WhatsApp o Netflix. Sus ingresos son de varias decenas de miles de millones y tienden a absorber empresas más pequeñas.

Los grandes actores de la disrupción digital

En el terreno de la cadena de distribución, Amazon ha irrumpido como un coloso que amenaza con devorar a las tiendas que distribuyen mercancías en todos los sectores. Su fórmula ha sido capaz de absorber las propuestas de valor de la mayoría de sus competidores, y por supuesto ha desplazado también el ámbito de negocio de las Pymes que comercializan sus productos a distancia.

En el ámbito de la gestión de publicidad, la posibilidad cercana de WhatsApp de introducirla, conjuntamente con la que ya existía en Facebook e Instagram, ha revolucionado la publicidad. Es un fenómeno que ya había empezado con Google Adwords, que ofrecía visibilidad y ventas  sin necesidad de recurrir a las grandes inversiones que se necesitaban para hacer publicidad en los medios tradicionales.

En el terreno del consumo de entretenimiento, los canales de televisión han visto reducidas sus porciones de la tarta publicitaria. Además, la fórmula de las plataformas en streaming tipo Netflix ha conseguido que la oferta de los canales de televisión se diversifique en diferentes canales temáticos, como único modo de competir con la televisión a la carta de las plataformas en streaming.

Lo que caracteriza estos tres modelos es que la tecnología es la que ha producido la disrupción. Ya sea la aplicación de Big Data en Amazon, los famosos algoritmos en las redes sociales o el streaming en el caso de las plataformas digitales.

¿Nos escucha Google?

Otra de las características de los nuevos actores de la disrupción digital es que, en general, suelen trabajar online. Se acabó la era de las tiendas físicas y de la interacción con el vendedor. Al igual que en el caso de los bancos, la oficina y el agente de venta están condenados a desaparecer tal y como existen en la actualidad.

Además, ha saltado a la actualidad la polémica sobre si Google Assistant escucha nuestras conversaciones, con las 153 conversaciones que reconoció haber escuchado sin que se produjera comando de activación. Pero de lo que no hay duda es de que los grandes actores digitales nos conocen mejor que nunca. Las nuevas empresas tienen sistemas para averiguar los gustos de los consumidores (plataformas como Adwords o Facebook Ads); para ordenar pedidos (Alexa o Google Assistant) y por supuesto para atender reclamaciones (los canales de entrada  de mensajes a la compañía, mediante correo electrónico, chat o mensajería).

Los pequeños actores de la disrupción digital

Junto a estos grandes colosos hay empresas de menor capitalización, como BlaBlaCar, Glovo, CornerJob o Spotahome. Sus ingresos suelen ser “solo” de menos de 200 millones de euros al año, pero su potencial y por tanto su valor en el mercado es muy alto.

Las startup plantean una solución nueva a un problema existente, normalmente por un nuevo enfoque o tecnología sobre e la asunto. Compartir coche es a la vez una forma de ahorrar dinero y evitar la contaminación, pero hasta que no existió la App de BlablaCar nadie se lo había planteado. Lo mismo respecto a la entrega de pequeños envíos con la misma filosofía que la comida rápida (Glovo), el encuentro digital entre demandantes y ofertantes de empleo (Corner Job) o la capacidad para alojarte en un lugar disponiendo de toda la información de las diferentes alternativas (Spotahome).

Si los grandes actores amenazan con fagocitar el mercado, las startups a menudo dejan fuera a sistemas más tradicionales como los taxis (en cuanto a desplazmiento), las empresas tradicionales de mensajería o los agentes inmobiliarios de toda la vida.

Cómo convivir con los actores de la disrupción digital

En ambos casos, estas “nuevas” empresas suponen una disrupción digital, y revolucionan el escenario. La Pyme de siempre no puede olvidar estas nuevas reglas de juego:

  • Con compañías como Amazon, Facebook o Google la estrategia es unirte a ellos, ya que no puedes competir. Comercializa tus productos en Amazon, anúnciate en Facebook y utiliza Google para mejorar tu visibilidad.
  • Para nuevos modelos de negocio, la única fórmula es tratar de utilizar la última tecnología también en tu sector, si no quieres que empiecen a llevarse a tus clientes.

En definitiva, se trata de impulsarse sobre los nuevos actores de la disrupción digital,  más que ser un foco refractario a la misma. Y sobre todo dejar de moverse entre bambalinas, y pasar también a ser un nuevo actor.  Es imposible lograr competir en su terreno con los grandes actores, pero sí debemos pasar a primer plano y convivir con ellos.

Pues negar su existencia nos llevaría a unas pérdidas más que probables.

 

¿Y tú,eres un actor o un espectador  de la disrupción digital?

Tendencias de la generación Z y el dinero

Tendencias de la generación Z y el dinero

La generación Z es la que sucede a los milennials en el tiempo, y se caracterizan porque nacieron prácticamente con Internet tal y como lo conocemos. Son los nacidos lindando el año 2000 y se extienden al menos hasta los nacidos en 2010. Lo que marca la generación Z es  que son totalmente tecnológicos desde niños y que no fueron conscientes del tristemente célebre suceso del 11/S.  Sus rasgos más distintivos es que son tecnológicos, globales (han conocido un mundo en el que es más fácil comunicarse),  hiperconectados,  multitarea y muy precoces como consumidores. Pero… ¿cómo son a la hora de comprar y pagar?. Analizamos la relación entre la generación Z y el dinero.

¿Cuál es la relación entre la generación Z y el dinero?

Básicamente,  los centennials valoran mucho su libertad financiera, al igual que en lo laboral valorarán su independencia, como la generación milennial. Por tanto, tienen una mentalidad cortoplacista y pagan más a débito que a crédito.

Sin embargo, eso no quita para que se empiecen a deshacer del dinero físico y paguen cada vez más con el móvil.  Un 95% tiene un smartphone,  un 83% lo usa para comprar y hacer investigación de lo que compra y un 58% ve bien el comercio electrónico como forma de compra. De hecho, un 21% lo usa para cosas tan sencillas como pagar un café.

Al estar tan conectados (un 45% está casi constantemente online, según un estudio sociodemográfico publicado por M&CSaatchi) son mucho más proclives a comprar vía internet (eCommerce).Generación Z y el dinero 2Según la North America Consumer Payments Pulse Survey de 2017, realizada a 1500 encuestados en Canadá y EEUU, un 69%  de la generación Z usa las Apps de la Banca móvil a diario.

Además, no les gusta nada  el efectivo, como a la generación anterior. Uno de cada cuatro ‘millennials’ lleva menos de 5 dólares en efectivo, según datos de  due.com. Y ocho de cada diez hace todas sus compras y el pago de sus facturas a través del teléfono móvil. De hecho, según la misma fuente, cerca del  67% de los ‘millennials’ desean estar equipados en sus dispositivos digitales con servicios para controlar sus finanzas, seguir la pista a sus gastos o presupuestar.

La generación Z son consumidores precoces

Sin embargo aunque parezca un contrasentido, los centennials están muy interesados en el consumo. De hecho, la relación entre la generación Z y el dinero es muy estrecha. Son muy precoces consumidores, debido a que la llamada economía a la carta se ha centrado en ellos. Esta economía se define como “la actividad económica creada por las empresas de tecnología que satisfacen la demanda de los consumidores mediante el suministro inmediato de bienes y servicios”.

El hecho de que los centennials sean consumidores voraces y que en 2025, los millennials serán la generación con mayores ganancias de la historia, no quita para que los hábitos de consumo y de pago de estas dos generaciones vayan a eliminar el dinero tal y como lo conocemos en la economía. El dinero físico será sustituido por instrumentos de pago como las App de banca y los billeteros digitales.

Vamos hacia un mundo donde los consumidores estarán más conectados, serán más tecnológicos y funcionarán mejor con estrategias cortoplacistas. Es bueno tenerlo en cuenta, porque toda empresa que no contemple un escenario digital basado en el móvil como herramienta de compra, no sobrevivirá en este siglo XXI.