Tecnología Beacons, un pastel de tres capas

Tecnología Beacons, un pastel de tres capas

Los sistemas beacon son un recurso con un prometedor y brillante futuro de cara al cliente. Pero esta innovación no es gratis, supone una inversión económica.

Según la Location Based Marketing Association (LBMA), la comercialización basada en localización será un mercado de 43,3 billones de dólares para el año 2019. Que estas cifras no nos induzcan a error, son una medida global que incluye un amplio ecosistema de marketing. Y esta oportunidad de negocio basada en el sistema beacons será una parte de este jugoso pastel.

El marketing basado en la localización, es una carrera con el único objetivo de aumentar ingresos. Debemos proporcionar a los minoristas soluciones que les ayuden a lograrlo. Y la herramienta es el sistema denominado como PASTEL DE TRES CAPAS.

Es importante saber que el marketing basado en la localización en realidad trata la ubicación como un conjunto de datos. Y para ello hace uso de diversas tecnologías, dispositivos y medios.

Todos queremos llegar a esa capa superior del pastel, la más jugosa, la que en última instancia conduce a las transacciones y a los ingresos, pero no podemos llegar a ellos a no ser que no nos dirijamos a los clientes adecuados de la tienda a través de una experiencia atractiva y gratificante.

PRIMERA CAPA

La tecnología beacons conduce el tráfico basado en la geolocalización

Se trata de conducir el tráfico basado en la localización. Y en resumen se trata de atraer clientes a la tienda mediante una diversidad de tecnología: geo-fencing, mensajes push, redes sociales, etc.

Siendo geo-fencing y las localizaciones sociales la parte más nueva e inexplotada del nuevo marketing: en realidad es un servicio que envía contenidos en base a una localización, siendo estos mensajes, promociones a un terminal del usuario al entrar en un área geográfica. Cuando el terminal entra en una zona de geo-fence (geo-cerca), potencialmente recibirán advertencias dirigidas tanto en la web como en las apps de sus terminales.

Por tanto situar una baliza o un faro (beacon) en una tienda por sí mismo no sirve de nada si posteriormente no tiene a nadie con quien comercialmente interactuar.

 

SEGUNDA CAPA

Trata la canalización del tráfico basado en la localización en una acción comercial. Es decir, una vez que el tráfico esté en el área de influencia del beacon, necesitaremos centrar la atención del cliente.

Esta segunda capa se centra en el compromiso: aumentar el tiempo de permanencia, en la cesta de la compra y sobre todo en la experiencia del cliente. En esta capa es donde intervienen tecnologías del tipo Wi-Fi y beacons.

Los beacon serán el punto donde conecten la experiencia off-line con la experiencia on-line. Por ejemplo un cliente entra a por un producto, lo mira, pero no lo compra. La tienda más tarde puede enviar e-mail al cliente sobre su viaje de compras y recordarle los elementos por los que se interesó. Las balizas (beacons) también “escuchan” el comportamiento de los clientes, de forma similar a como se utilizan los motores de búsqueda para rastrear el historial de navegación y proporcionar publicidad personalizada al usuario. Los beacons en minoristas nos da la capacidad de recoger datos, datos que ahora se están perdiendo, datos que podremos procesar. Al involucrar a los clientes en este tipo de tienda digital, podremos usar esos datos de comportamiento para trasladarlos a las compras on-line, donde hoy en día más compradores y dinero se está moviendo.

En realidad lo que estamos intentando es entregar un mensaje en tiempo real, basado en el contexto donde se encuentra el cliente. Esto se logra centralizando los datos en una sola plataforma en la cual podemos trabajar conjuntamente con los clientes de la tienda web y los clientes de la tienda física.

Los beacons ofrecen a los minoristas una nueva vía de conexión con sus clientes, ofreciendo una experiencia de compra personalizada basada en el contexto. Con esta tecnología el cliente se vuelve más valioso y nuestros empleados podrán ofrecerles un mejor nivel de servicio.

Ahora entenderá por qué todas las grandes superficies están creando aplicaciones para teléfonos móviles, no les importa que nunca las abra, les es suficiente con que las tenga usted instaladas en su terminal.

TERCERA CAPA

Es la que todos estamos esperando, que el tráfico basado en la localización se convierta en transacciones.

Sea cual sea el sistema de pago, ya sea moneda legal, tarjeta bancaria o moneda digital, sigue basándose en un concepto con décadas de antigüedad: entrar en el comercio y pasar por caja para pagar el producto que han comprado. Tal vez la mayor disrupción es el hecho de que los consumidores se han convertido literalmente en “puntos de venta”. Ellos controlan dónde comprar, cómo pagar, cómo pagan y donde reciben sus compras. Así que, ¿por qué las tiendas aun necesitan cajas registradoras con “registros”?. Esta tercera capa se centra en la conversión de la gran experiencia que ha creado con los clientes en transacciones e ingresos. Aquí las tecnologías de pago como la de Apple, NFC, RFID y plataformas de fidelidad son la clave para ganar la guerra de las transacciones basadas en la proximidad. Los beacons también desempeñan un papel clave en esta fase.

Habitualmente las soluciones que se suelen dar es una aproximación a un sistema beacons donde una baliza que informa a una app móvil para enviar una oferta, sin integrar los datos que se obtienen de las operaciones de transacción. Un buen socio tecnológico, como EXTRA Software, creará una serie de mecanismos para fidelizar al cliente incluso más allá de las transacción final.

YA TIENES EL PASTEL, AHORA LE TOCA COMERSELO

La tecnología beacons trata sobre la integración entre personas, lugares y medios de comunicación.

Los minoristas cuando adoptan esta tecnología, primero pasan por la fase de localización antes de extender su sistema a las tres capas. Lo bueno que tiene esta estrategia es que podemos implantarla paso por paso y así minimizar los riesgos de inversión. Si vemos que durante la primera fase, implantación de la primera capa, nuestro beacon es incapaz de conducir a los clientes a nuestro comercio, ¿para que vamos a continuar con la inversión?.

En estos momentos es cuando comienza a adoptarse el marketing basado en beacons, pocos minoristas disponen de una arquitectura comercial con las tres capas debidamente implementadas y aún menos aquellos que las tienen cohesionadas. Lo habitual en estos días es la implantación de la primera capa.

YA CONOCE LA TEORÍA. ¿REALMENTE COMO FUNCIONA?

TECNOLOGÍA BEACON   Antes eran los minoristas los que hacían evolucionar su propias ventas al por menor con ofertas, promociones, cupones o envío de correo electrónico. Ahora, son las empresas de marketing y las tecnológicas las que están transformando la venta al por menor de estos minoristas. Los sistemas beacon son un recurso con un prometedor y brillante futuro de cara al cliente. Pero esta innovación no es gratis, supone una inversión económica. Según la Location Based Marketing Association (LBMA), la comercialización basada en localización será un merado de 43,3 billones de dólares para el año 2019. Que estas cifras no nos induzcan a error, son una medida global que incluye un amplio ecosistema de marketing. Y esta oportunidad de negocio basada en el sistema beacon será una parte de este jugoso pastel. El marketing basado en la localización, es una carrera con el único objetivo de aumentar ingresos. Debemos proporcionar a los minoristas soluciones que les ayuden a lograrlo. Y la herramienta es el sistema denominado como PASTEL DE TRES CAPAS. Es importante saber que el marketing basado en la localización en realidad trata la ubicación como un conjunto de datos. Y para ello hace uso de diversas tecnologías, dispositivos y medios. Todos queremos llegar a esa capa superior del pastel, la más jugosa, la que en última instancia conduce a las transacciones y a los ingresos, pero no podemos llegar a ellos a no ser que no nos dirijamos a los clientes adecuados de la tienda a través de una experiencia atractiva y gratificante. PRIMERA CAPA Se trata de conducir el tráfico basado en la localización. Y en resumen se trata de atraer clientes a la tienda mediante una diversidad de tecnología: geo-fencing, mensajes push, redes sociales, etc. Siendo geo-fencing y las localizaciones sociales la parte más nueva e inexplotada del nuevo marketing: en realidad es un servicio que envía contenidos en base a una localización, siendo estos mensajes, promociones a un terminal del usuario al entrar en un área geográfica. Cuando el terminal entra en una zona de geo-fence (geo-cerca), potencialmente recibirán advertencias dirigidas tanto en la web como en las apps de sus terminales. Por tanto situar una baliza o un faro (beacon) en una tienda por sí mismo no sirve de nada si posteriormente no tiene a nadie con quien comercialmente interactuar. SEGUNDA CAPA Trata la canalización del tráfico basado en la localización en una acción comercial. Es decir, una vez que el tráfico esté en el área de influencia del beacon, necesitaremos centrar la atención del cliente. Esta segunda capa se centra en el compromiso: aumentar el tiempo de permanencia, en la cesta de la compra y sobre todo en la experiencia del cliente. En esta capa es donde intervienen tecnologías del tipo Wi-Fi y beacon. Los beacon serán el punto donde conecten la experiencia off-line con la experiencia on-line. Por ejemplo un cliente entra a por un producto, lo mira, pero no lo compra. La tienda más tarde puede enviar e-mail al cliente sobre su viaje de compras y recordarle los elementos por los que se interesó. Las balizas (beacons) también “escuchan” el comportamiento de los clientes, de forma similar a como se utilizan los motores de búsqueda para rastrear el historial de navegación y proporcionar publicidad personalizada al usuario. Los beacons en minoristas nos da la capacidad de recoger datos, datos que ahora se están perdiendo, datos que podremos procesar. Al involucrar a los clientes en este tipo de tienda digital, podremos usar esos datos de comportamiento para trasladarlos a las compras on-line, donde hoy en dia más compradores y dinero se está moviendo. En realidad lo que estamos intentando es entregar un mensaje en tiempo real, basado en el contexto donde se encuentra el cliente. Esto se logra centralizando los datos en una sola plataforma en la cual podemos trabajar conjuntamente con los clientes de la tienda web y los clientes de la tienda física. Los beacons ofrecen a los minoristas una nueva vía de conexión con sus clientes, ofreciendo una experiencia de compra personalizada basada en el contexto. Con esta tecnología el cliente se vuelve más valioso y nuestros empleados podrán ofrecerles un mejor nivel de servicio. Ahora entenderá por qué todas las grandes superficies están creando aplicaciones para teléfonos móviles, no les importa que nunca las abra, les es suficiente con que las tenga usted instaladas en su terminal. TERCERA CAPA Es la que todos estamos esperando, que el  tráfico basado en la localización se convierta en transacciones. Sea cual sea el sistema de pago, ya sea moneda legal, tarjeta bancaria o moneda digital, sigue basándose en un concepto con décadas de antigüedad: entrar en el comercio y pasar por caja para pagar el producto que han comprado. Tal vez la mayor disrupción es el hecho de que los consumidores se han convertido literalmente en “puntos de venta”. Ellos controlan dónde comprar, cómo pagar, cómo pagan y donde reciben sus compras. Así que, ¿por qué las tiendas aun necesitan cajas registradoras con “registros”?. Esta tercera capa se centra en la conversión de la gran experiencia que ha creado con los clientes en transacciones e ingresos. Aquí las tecnologías de pago como la de Apple, NFC, RFID y plataformas de fidelidad son la clave para ganar la guerra de las transacciones basadas en la proximidad. Los beacons también desempeñan un papel clave en esta fase.  Habitualmente las soluciones que se suelen dar es una aproximaciones a un sistema beacon donde una baliza que informa a una app móvil para enviar una oferta, sin integrar los datos que se obtienen de las operaciones de transacción. Un buen socio tecnológico, como EXTRA Software, creará una serie de mecanismos para fidelizar al cliente incluso más allá de las transacción final. YA TIENES EL PASTEL, AHORA LE TOCA COMERSELO La tecnología beacon trata sobre la integración entre personas, lugares y medios de comunicación. Los minoristas cuando adoptan esta tecnología, primero pasan por la fase de localización antes de extender su sistema a las tres capas. Lo bueno que tiene esta estrategia es que podemos implantarla paso por paso y así minimizar los riesgos de inversión. Si vemos que durante la primera fase, implantación de la primera capa, nuestro beacon es incapaz de conducir a los clientes a nuestro comercio, ¿para que vamos a continuar con la inversión?. En estos momentos es cuando comienza a adoptarse el marketing basado en beacons,  pocos minoristas disponen de una arquitectura comercial con las tres capas debidamente implementadas y aún menos aquellos que las tienen cohesionadas. Lo habitual en estos días es la implantación de la primera capa. YA CONOCE LA TEORÍA. ¿REALMENTE COMO FUNCIONA? El minorista instala una serie de chip (no más grandes que una moneda de 2€) en las entrada del comercio o en cada sección que tenga dividido el comercio e incluso si se trata de RFID en cada producto.  El cliente tendrá que instalar la App del minorista en un teléfono. La App tendrá acceso al bluethooth o Wi-Fi y si el terminal tiene NFC o lector RFID, también podría usarse. Pero lo habitual es el uso de los dos primeros. Si el cliente entra en el comercio, este quedará registrado. Si el cliente pasea por las diversas secciones o plantas del comercio, igual. En este casos podremos saber hasta el tiempo que pasa dentro de la tienda o en los diversos departamentos, seguro que está pensando que ya existen sistemas electrónicos que realizan conteos, pero no habrá caído en la cuenta que al usar el terminal del cliente y existir una comunicación entre ambos, beacon despliega toda su magia: comienza a enviar ofertas personalizadas a este cliente, intenta fidelizarle, si realiza una compra podremos asociar esa compra física con su cuenta on-line, etc.  Las infinitas posibilidades que nos ofrece esta tecnología está limitada por la imaginación y las capacidades de diseñas y crear. A continuación mostramos unos supuestos para que le sirvan de inspiración: -	Nos situamos en un museo y queremos ofrecer a nuestros clientes un visita guiada que se convierta en una experiencia única: cada vez que pasa por una obra, enviamos un completo detalle de la misma (al igual que hacen los guías humanos o las audio guías), aportando la información básica para aquellos más curiosos la posibilidad de ampliar la información, etc. En este supuesto, el museo que puede ofrecer la App gratis o bien sufragarse con anuncios, al disponer de información del visitante, puede comenzar a realizar acciones comerciales: avisos sobre nuevas exposiciones, eventos especiales, …  -	Si nos situamos en una galería de arte o un concesionario de vehículos, la aplicación al situarnos frente a uno de los productos que ofrece, además de disponer de toda la información del mismo, podríamos pulsa sobre la opción comprar y en ese momento un comercial podría atender al cliente (algunos clientes se siente intimidados e incluso atosigados con la presencia del comercial).  -	También podremos crear una asociación de comercios, en la típica calle comercial donde existen desde restaurantes hasta mercerías, o bien un centro comercial. Con un simple beacon en la puerta del mismo y la app asociada a su cuenta de Facebook podremos intentar atraer al cliente que realmente nos interesa.  -	Y un ejemplo un poco más radical sería: en la red de metro de cualquier capital dispone de su propia App, podríamos instalar un beacon en un vagón o en los andenes, es habitual que esto andenes y vagones muestren monitores de TV con anuncios y reportajes generalistas. ¿Por qué no usamos nuestra App y los datos que recopilamos de los clientes a través de su asociación con una red social para enviar anuncios o reportajes dirigidos a los intereses de los usuarios de ese transporte público?. Por ejemplo, si existe un 80% de ellos que les gusta viajar, pongamos anuncios de agencias de viajes, captemos su atención. Y ¿qué pasa con el otro 20%? Muy fácil, podremos enviar mensajes push con algún anuncio de la base de datos de anunciantes que mejor se acerque a su perfil. ¿Has tenido alguna idea? Espero que este artículo sirva de inspiración y cuente con nosotros como sociotécnológico.

El minorista instala una serie de chip (algunos modelos son un poco más grandes que una moneda de 2€) en las entrada del comercio o en cada sección que tenga dividido el comercio e incluso si se trata de RFID en cada producto.

El cliente tendrá que instalar la App del minorista en un teléfono. La App tendrá acceso al bluetooth o Wi-Fi y si el terminal tiene NFC o lector RFID, también podría usarse. Pero lo habitual es el uso de los dos primeros.

Si el cliente entra en el comercio, este quedará registrado. Si el cliente pasea por las diversas secciones o plantas del comercio, igual. En este casos podremos saber hasta el tiempo que pasa dentro de la tienda o en los diversos departamentos, seguro que está pensando que ya existen sistemas electrónicos que realizan conteos, pero no habrá caído en la cuenta que al usar el terminal del cliente y existir una comunicación entre ambos, beacons despliega toda su magia: comienza a enviar ofertas personalizadas a este cliente, intenta fidelizarle, si realiza una compra podremos asociar esa compra física con su cuenta on-line, etc.

Las infinitas posibilidades que nos ofrece esta tecnología está limitada por la imaginación y las capacidades de diseñas y crear.
A continuación mostramos unos supuestos para que le sirvan de inspiración:

  • Nos situamos en un museo y queremos ofrecer a nuestros clientes un visita guiada que se convierta en una experiencia única: cada vez que pasa por una obra, enviamos un completo detalle de la misma (al igual que hacen los guías humanos o las audio guías), aportando la información básica para aquellos más curiosos la posibilidad de ampliar la información, etc. En este supuesto, el museo que puede ofrecer la App gratis o bien sufragarse con anuncios, al disponer de información del visitante, puede comenzar a realizar acciones comerciales: avisos sobre nuevas exposiciones, eventos especiales, …
  • Si nos situamos en una galería de arte o un concesionario de vehículos, la aplicación al situarnos frente a uno de los productos que ofrece, además de disponer de toda la información del mismo, podríamos pulsa sobre la opción comprar y en ese momento un comercial podría atender al cliente (algunos clientes se siente intimidados e incluso atosigados con la presencia del comercial).
  • También podremos crear una asociación de comercios, en la típica calle comercial donde existen desde restaurantes hasta mercerías, o bien un centro comercial. Con un simple beacon en la puerta del mismo y la app asociada a su cuenta de Facebook podremos intentar atraer al cliente que realmente nos interesa.
  • Y un ejemplo un poco más radical sería: en la red de metro de cualquier capital dispone de su propia App, podríamos instalar un beacon en un vagón o en los andenes, es habitual que esto andenes y vagones muestren monitores de TV con anuncios y reportajes generalistas. ¿Por qué no usamos nuestra App y los datos que recopilamos de los clientes a través de su asociación con una red social para enviar anuncios o reportajes dirigidos a los intereses de los usuarios de ese transporte público?. Por ejemplo, si existe un 80% de ellos que les gusta viajar, pongamos anuncios de agencias de viajes, captemos su atención. Y ¿qué pasa con el otro 20%? Muy fácil, podremos enviar mensajes push con algún anuncio de la base de datos de anunciantes que mejor se acerque a su perfil.

¿Has tenido alguna idea?

Espero que este artículo sirva de inspiración y cuente con nosotros como socio tecnológico.

Artículo inspirado en el libro de Stephen Statler.

7 vídeos de tecnología wearable que destacan en el 2016

7 vídeos de tecnología wearable que destacan en el 2016

La Tecnología Wearable o Wearable Technology significa literalmente “Tecnología para llevar puesta”. La idea es que estos dispositivos nos ofrezcan muchas ventajas y a la vez sean confortables, por ejemplo, a diferencia de Smartphones o Tablets, los wearables no pesan y son más cómodos de llevar puesto. Dada esta imparable tendencia, la nueva generación de tecnología wearable constituye el puente natural hacia la implantación total de IoT (Internet de las cosas) y sus ventajas.

Entre el abanico de los diferentes wearable podemos señalar, SmartWatches (Gear S de Samsung, G Watch de LG, Apple Watch), SmartGlasses (Epson Moverio BT-200, Vuzix o Google Glass, Mad Gaze ), Bandas Fitness o de Salud (Fit Bit, Jawbone o Gear Fit), SmartRings como el NFC Ring…

Echa un vistazo a estos vídeos con 7  wearable del 2016 :

1. Pilot, Hasta ahora el más avanzado traductor wearable. Traduce idiomas en tiempo real. Un micrófono recoge las palabras del interlocutor y el sistema envía estas palabras a una app en el móvil, la app envía al auricular una traducción que se podrá escuchar.

2. SuperSuite, Desde luego este juego en las próximas navidades no pasará fácilmente desapercibido. Es el primer juego desarrollado con tecnología wearable. Muy buen diseño estético, tecnología de control futurista. Se trata de una plataforma de juego que le da acceso a una gran cantidad de juegos y estos se desarrollan en el mundo real. Prepárese para ponerse el supertraje. Es hora de vivir su juego!

3. Gest, Este dispositivo se ajusta a tu mano para darle órdenes al ordenador y ratón mediantes sus nueve sensores. Los gestos y movimientos viajan en forma de datos.

4. Ampy, captura en tu dispositivo móvil la energía que generas en diferentes actividades a la hora de realizar ejercicio. “Para tu teléfono móvil, tu movimiento es tu plugin”

5. Dokie, Pulsera localizador por GPS y SmartWatch para niños, con una cámara incorporada para llamadas de vídeo. Ahora los padres pueden ver a sus hijos en cualquier momento y en cualquier lugar.

6. Quell, Esta tecnología 100% libre de drogas que alivia el dolor crónico.

7. Mad Gaze, Las gafas X5 son una tecnología gadget portátil y compatible con el día a día. X5 se ejecuta sobre el sistema operativo Android, mediante Wi-Fi y conectividad Bluetooth. Está preparado para conectarse con llamadas de cualquier procedimiento o solicitud. La grabación de imagen, reproducción de vídeo o de funciones visuales están programadas para utilizarce a través de la voz sin la necesidad de utilizar las manos.

Startups españolas: en busca del unicornio

Startups españolas: en busca del unicornio

¿Sabías que las startups españolas se van acercando a captar 500 millones de euros al año?

¿O que los comienzos de empresas como Facebook o Google no hubieran sido posibles si no hubiera sido por business angels?

¿Sabes qué es una startup unicornio?

Sin querer llegar a  millones de euros, es posible que alguna vez te hayas preguntando si las llamadas startups son un fenómeno más bien de países como Estados Unidos. Sin embargo, en España hay  más de 2500 empresas denominadas de este modo. Las startups españolas están muy focalizadas en tecnología. De hecho, más de un 20% se dedica al comercio electrónico, y otro 20% a social media y movilidad. Las más importantes son empresas como Wallapop, Letgo o Jobandtalent, pero aparte de ellas hay muchas más.  Las cifras de este año son 474 millones de euros y 3700 puestos de trabajo, pero la previsión para 2016 según un estudio de startupxplore es de 920 millones y 7000 puestos de trabajo.

Para crear una startup no solo hace falta una buena idea: Google y Facebook la tuvieron, pero como cuenta su historia, al principio poca gente entendía el concepto de un buscador o una red social. Entonces entran en juego los business angels o inversores externos, que constituyen capital riesgo informal, aportando dinero y contactos. Andy Bechtolsheim, cofundador de Sun Microsystems, sí entendió el modelo de negocio basado en un buscador y extendió un cheque por valor de 100.000 dólares en Google. Jim Breyer, de Accel Partnerss, por su parte,  invirtió 12 millones en Facebook cuando aún era un proyecto universitario. Hay quien diría que esto en España no es posible, pero Wallapop ya ha conseguido cantidades muy altas de fondos con sede en Nueva York.

En definitiva, los inversores rara vez pierden dinero; y si apuestan por una idea, suele ser porque tiene un enorme potencial. No es porque sea nuestro campo, pero ser tecnológico hace la vida más fácil y las startups inciden sobre todo  en campos en que la tecnología resuelve creativamente una necesidad. Nadie hubiera imaginado hace décadas una empresa como Blablacar, sin embargo se acerca a convertirse en un “unicornio”, es decir, una startup cuya valoración supera los 1000 millones de  dólares.

Una startup debe tener al menos tres elementos:

  • Innovación para generar ideas nuevas.
  • Tecnología actual y avanzada.
  • Imaginación para generar una visión inédita que soluciona una necesidad real.

No pretendemos que tu empresa se convierta en una startup, pero de sus historias podemos aprender la importancia de  apostar por la tecnología y de aguzar la imaginación para descubrir nuevos nichos de mercado y soluciones para las necesidades de nuestros clientes.

No lo dudes, si das con una idea verdaderamente buena  que resuelva una necesidad real,  el valor de tu producto o marca crecerá exponencialmente.

Y recuerda, si tienes una idea para mejorar nuestro software, no dejes de contactar con nosotros. En Extra Software, estamos para ayudarte.