Aunque pueda sonar muy futurista, el IoT es una realidad en los hogares inteligentes desde hace unos años. Cuando hablamos de Internet of Things – Internet de las Cosas en castellano – nos referimos a la conexión de dispositivos con objetos cotidianos con el fin de crear una comunicación entre ambos para hacerlos más inteligentes e independientes.

En definitiva, el IoT hace que nuestras vidas sean más cómodas a la par que seguras. Por ello, esta tecnología tiene muchas ventajas económicas y sociales: la aplicación del IoT en nuestra vida nos permite ganar tiempo para nosotros mismos, dejando de lado las cosas menos importantes además de ahorrar energía y con ello, dinero en las facturas de la luz.

Cómo ayuda el IoT en el ahorro energético de la vivienda

El uso del Internet de las Cosas en viviendas supone emplear sistemas de domótica que permitan automatizarlas con el objetivo de controlar ciertos aspectos del hogar como la climatización, la iluminación o los electrodomésticos entre otros y lograr el ahorro energético de la vivienda. Veamos algunos ejemplos:

  • Es posible configurar los electrodomésticos del hogar para que se conecten en las horas en las que el precio de la luz es más barato de forma que se pague lo mínimo por dicho consumo. Para ello será necesario contratar una tarifa de luz con discriminación horaria: una oferta con varios precios del kWh durante el día. Hay diferentes maneras de saber cuál es la tarifa más económica. Uno de los sistemas más usados es emplear una tarifa que abarate la luz por franjas horarias, y podrás ahorrar en las horas nocturnas y de madrugada. Por ejemplo, programando la lavadora o el lavavajillas en esas horas conseguirás ahorrar en tu factura de la luz mes a mes.
  • También podrás controlar la temperatura de la calefacción y el aire acondicionado de tu vivienda desde tu dispositivo móvil a distancia. De esta forma, podrás programar los sistemas de climatización antes de llegar a tu hogar: por ejemplo en invierno puedes encender la calefacción unas horas antes para así evitar subir la temperatura drásticamente. Ligado con el ahorro en los recibos energéticos, contar con una tarifa de gas natural con precios bajos ayuda mucho.
  • Gracias a la aplicación de sensores y dispositivos IoT en las viviendas se puede automatizar la instalación lumínica del hogar para que solo se enciendan las luces cuando se detecten personas en las estancias. Del mismo modo se pueden controlar las persianas de una vivienda según entre menos o más luz natural y así aprovecharla al máximo.

Todas estas prácticas ayudan a realizar un consumo eficiente de la energía del hogar mejorando así la eficiencia energética del mismo y consiguiendo un ahorro sustancial en las facturas de la luz y el gas natural a fin de mes como bien indica este artículo. ¡Pero esto no es todo! Con estos sistemas de domótica podrás controlar en todo momento lo que consumes pudiendo así planificar cuando consumir más o menos y en qué horas te sale más rentable hacerlo.

EXTRA IoT: En Extra Software hemos desarrollado Extra IoT, un equipo que aplica la tecnología de la domótica y el IoT en la vida cotidiana para hacerla más cómoda y segura. Extra IoT ha desarrollado diversos proyectos, tanto en el sector público como en el privado, logrando reconocimiento  a nivel europeo.