Según la página de información Business Insider, el comercio electrónico, que ya estaba en el 19% en 2019, creció a raíz de la pandemia en 2020 un 36%, situándose en el tercer puesto de mayor crecimiento, detrás de Argentina y Singapur. Los españoles se lanzaron a comprar por internet, y ese hábito ha llegado para quedarse. Sin embargo, ante las numerosas estafas online, que aumentan más aún en verano, muchos desconfían  de  la compra online. ¿Cómo hacer una compra segura en internet? En este artículo vamos a mostrarte que hay mucha regulación que te protege, y te daremos 7 recomendaciones para que puedas comprar con seguridad por este medio.

El fraude del que fueron objeto algunas personas al alquilar un departamento de vacaciones que resultó no existir, puso en evidencia que sí existen peligros en la compra online, y son reales. Hay sitios web que son falsos, perfiles de vendedores que no existen y formas de pago poco fiables. Todo esto hacer que mucha gente se resista al momento de introducir los datos de su tarjeta en un sitio web.

Sin embargo, hay también mucha regulación que nos protege, en concreto en Europa es uno de los lugares del mundo donde los compradores están más protegidos, y España no es una excepción.

Derechos de los consumidores

Lo primero que se protegen son nuestros datos personales, la LOPDGDD (Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales) es un desarrollo del RGPD europeo, y los datos personales están muy protegidos con esta ley.  Entre otras, cosas nos asegura los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y portabilidad de los datos personales. La web debe explicitar que nos pide datos personales, y tener un mecanismo para que ejerzamos nuestro derecho a suprimirlos.

También tenemos la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de Información) y la LGDCU  (Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios).

El artículo 27 de la LSSI establece que en un negocio online el consumidor  tiene derecho a acceder de manera clara y permanente a los  siguientes datos:

  1. a) Datos del Vendedor o Prestador del servicio: Domicilio Social, NIF, Domicilio, Correo electrónico, Teléfono/Fax y cualquier otro dato relevante para la actividad que realiza.
  2. b) Condiciones: Aviso legal, Política de privacidad y Política de Cookies.
  3. c) Condiciones de contratación: Métodos de pago, Política de devolución, Trámites a realizar, Idioma y lugar del contrato y Medios para identificar y subsanar errores.

La Directiva Europea PSD2

Este último apartado merece mención aparte, porque desde el 01/01/2021 es obligatorio el cumplimiento de la Directiva Europa  de Servicios  de Pagos PSD2.

PSD2

Esta directiva supone un sistema de doble verificación   a la hora de hacer una transacción. Se trata de autentificar la compra mediante dos  de estas tres opciones.

  • Una clave de acceso, un pin o una contraseña que sólo es conocida por el usuario.
  • También se puede autenticar igualmente a través de un objeto que sólo el usuario tenga en su posesión, como puede ser un pen drive, una tarjeta o el teléfono móvil.
  • En otros casos, incluso, se puede solicitar la autentificación de identidad a través de su huella dactilar, sus rasgos biométricos o el iris de sus ojos.

Lo normal en operaciones bancarias que se pida el PIN y también se autentifique la operación mediante la app bancaria del móvil o un SMS.

Hay operaciones denominadas de bajo riesgo,  o bajos importes que requieren este sistema. Sin embargo, si realizas una operación de un importe superior  a 30 euros y la página no te pide  este sistema de autenticación, desconfía.

7 reglas de oro para hacer una compra segura en internet

1. Asegúrate de que identificas correctamente al vendedor con el que estás realizando la compra y que figuran los datos que hemos indicado más arriba en la página claramente visibles.

2. Si dudas de la página donde estás realizando la transacción, investiga el dominio en páginas como webs como who.is o scamadviser.com. En España contamos también con el BORME para investigar a una empresa.

PSD2

3. Comprueba antes de realizar una transacción, que el envío de datos está cifrada (la página debe poner httpsy no http, y un icono de un candado). No solo eso,  hay que comprobar también que el certificado es válido y que la fecha de validez está en vigor.

PSD2

4. No utilices redes Wi-Fi públicas para transacciones financieras. Son las más accesibles para hackers.

Wifi prohibido

5. Opera siempre a través de pasarelas de pago con autenticación de bancos o de intermediarios de probada solvencia (Pay Pal). Si no puedes estar seguro de que el sistema de pago es solvente, da de alta una tarjeta de crédito virtual, con un límite de crédito. Estos son los sistemas de pago, de más a menos seguro, te recomendamos encarecidamente no utilizar nunca las dos últimas si no tienes absoluta confianza en el vendedor, porque ya lo conoces personalmente o has realizado otras transacciones con él:

a) Contra reembolso

b) PayPal

c) Tarjeta de crédito virtual

d) Tarjeta de crédito

e) Transferencia

f) Envío de efectivo

logo paypal

6. Nunca realices una transacción de más de 30 euros sin un sistema de doble autenticación. Desde este año, una pasarela de pago legal no te lo debería permitir.

7. Si pagas con el móvil, utiliza siempre aplicaciones seguras, mantenlo actualizado y protegido con antivirus. (IMPORTANTE: El móvil es un sistema que hoy día guarda mucha información financiera Recuerda también que existen sistemas para localizar y bloquear un móvil extraviado o robado tanto en Android como en iPhone)

No obstante, esperamos con esto no haberte desanimado a comprar por internet. Simplemente, a  veces su aparente comodidad impide que tomemos las precauciones necesarias. Pero creemos firmemente en la compra online, y esperamos que no dejes practicarla de forma segura.