Hoy nos salimos un poco de la temática de tecnología avanzada de este blog, y sin ánimo de reírnos de ti, sino más bien contigo, te contamos algunas anécdotas, de nuestro servicio técnico y de otros. Te harán comprender por qué a veces la labor del servicio técnico es un trabajo curioso curioso…

La tinta de la impresora

¿Quién no se ha quedado sin toner alguna vez? Las soluciones son tan diversas como personas, como se aprecia en esta historia:

Uno de nuestros técnicos –afortunadamente cuando trabajaba para otra empresa- va a revisar una impresora láser en un cliente.  Cuando llega se encuentra la impresora chorreando tinta por los cuatro costados. Rápidamente echa un vistazo a su alrededor y detecta algo raro en la mesa de la oficina. ¿Ese bote de tinta para los sellos de caucho no estará medio vacío?  El usuario, ni corto ni perezoso, había cogido el bote de tinta y rellenado el cartucho de tóner con él. A pesar de negarlo rotundamente, nuestro intrépido técnico confirmó lo que había pasado gracias a una de sus compañeras, que se lo confesó en voz bajita con una sonrisa… “Que sí, que sí, ha sido él…”

Esto de la Wi-Fi

Llama una clienta desde SEVILLA a uno de nuestros técnicos, que por aquel entonces trabajaba de operador técnico de Orange, y atendió la llamada de esta encantadora señora:

TÉCNICO: Buenos días, le atiende…. En qué puedo ayudarle?

USUARIA: Ya me han puesto el ADSL, estoy muy contenta por poder usar el portátil sin cables con esto de la Wi-Fi.

TÉCNICO: Me alegro. Dígame, ¿qué puedo hacer por usted?

USUARIA: El caso es que este fin de semana me voy a BILBAO a ver a mi hijo. Usted cree que la Wi-Fi va a llegar a mi portátil desde SEVILLA?

TÉCNICO: (¡No puedo aguantarme, no puedo, ja ja ja, no puedo…!!!!) Ante todo gracias por llamar a Orange, le explico…

Asterisco, asterisco, asterisco, asterisco, …

Los campos de contraseña de los usuarios tienen un sistema de cifrado que hace que aparezca un asterisco en sustitución de cada carácter introducido. Hay personas que esto no lo saben, y hace que se dé la consabida respuesta a los técnicos cuando les preguntan la contraseña: “Asterisco, asterisco, asterisco, asterisco,….”. Ante la pregunta “¿Está seguro de que esa es la contraseña?”, suele responderse: “Sí, sí, se la he visto escribir al informático…./…mi jefe…/…mi compañero…

 

Esos periféricos…

Mucha gente ignora algo fundamental en los periféricos (teclado, ratón, lector de código de barras,…); y es que puede haber más de uno conectado a la CPU. Esto fundamenta esta anécdota que ya ha dado la vuelta al mundo:

USUARIO: Mi teclado no quiere funcionar.

TÉCNICO: ¿Está seguro de que está conectado?

USUARIO: No lo sé. No alcanzo la parte de atrás.

TÉCNICO: Coja el teclado y dé diez pasos hacia atrás.

(unos segundos más tarde)

USUARIO: Ok.

TÉCNICO: ¿El teclado sigue con usted?

USUARIO: Sí.

TÉCNICO: Eso significa que el teclado no está conectado. ¿Hay algún otro teclado?

USUARIO: Sí, hay otro aquí. Huy!… ¡¡¡Este sí funciona!!!

Capturas de pantalla “originales”

La gran mayoría de los teclados tienen la tecla “Print Screen” (inglés) o bien “Impr. Pant.” (español). Sin embargo, la popularidad de las cámaras de móvil ha hecho que cuando se solicita una “captura de pantalla”, algunos usuarios se tomen la molestia de sacarle una foto a la pantalla de ordenador, enviarla del móvil a una cuenta de correo y desde ahí reenviarla al Servicio técnico:

Botones, botones,… son todos iguales

No queremos llegar al extremo de esta anécdota, pero la proximidad entre “Cambiar de usuario” “Cerrar sesión” y “Apagar equipo”  nos ha jugado muchas malas pasadas en conexiones remotas. Por ejemplo, quedarse desconectado porque el usuario ha apagado el equipo en lugar de cerrar sesión 🙂 . Pero vamos con la anécdota:

Una clienta llamó al servicio técnico de Compaq para decir que su nuevo y reluciente PC no funcionaba. Ella comentó que había desembalado la unidad, había colocado todos los periféricos, la había enchufado según las instrucciones y esperado hasta 2 minutos sin que nada pasara. Cuando se le preguntó que relatara que sucedía exactamente al apretar el botón de encendido, ella contestó:

“¿Qué botón de encendido?”

Esperamos haberte hecho sonreír un poco, al menos. Créenos que nuestro servicio técnico siempre está de tu parte. Sé paciente con sus preguntas, la mayoría de las veces solo quieren saber qué es lo que de verdad está pasando para poder ayudarte. 🙂

Agradecimiento a nuestros pacientes técnicos, que compartieron estas y otras muchas anécdotas que te iremos contando poco a poco…